Cautela tras el nombramiento del sucesor de Chambers en Cisco

Gestión EmpresarialNombramientos

Los expertos valoran la experiencia en ventas de Robbins aunque dudan de su visión.

Chuck Robbins pasará a ser CEO de Cisco el próximo mes de julio. Ha sido una decisión más que meditada; la dirección de Cisco ha valorado diferentes opciones de candidatos durante los últimos 16 meses, después de que Chambers anunciara oficialmente su decisión de retirarse hace tres años.

La noticia fue acogida con un entusiasmo moderado en Bolsa. Durante la sesión de ayer las acciones de la compañía cerraron con incrementos de un 0,14% aunque caen un 0,24% en la sesión previa a la apertura.

Y es que los mercados reconocen que la de Robbins no es una tarea fácil.

El ejecutivo, hasta ahora máximo responsable de ventas y con 17 años de experiencia en la compañía, sustituye a la cara visible del gigante en las últimas dos décadas. Chambers, ha dirigido Cisco con un estilo caracterizado por sus buenas relaciones con los clientes y por una acertada visión que ha llevado a Cisco a pasar de unos ingresos de 1.200 millones de dólares en 1994 hasta más de 47.000 millones en 2014.

De momento Robbins ya ha anticipado que no hará grandes cambios en el camino ya construido por su antecesor y ha prometido acelerar algunas áreas como la Seguridad y la Analítica.

En la primera etapa de la transición Chambers pasará la mitad de su tiempo en Cisco, aunque cederá desde el principio las labores de gestión al nuevo CEO.

Entre los expertos, el nombramiento ha generado reacciones para todos los gustos, aunque domina una sensación de cautela como recoge el Financial Times. Para Goldman Sachs, las capacidades de Robbins son muy similares a las de Chambers en cuanto a relaciones con clientes y potencial de liderazgo pero admite que es un reto mayúsculo, dejando en el aire la confianza en sus habilidades.

Un portavoz de Forrester consultado por Reuters se pregunta si Robbins tiene visión. “Nadie sabe la respuesta”.

Su perfil como ejecutivo de ventas también plantea dudas sobre sus capacidades más técnicas. Cisco atraviesa un momento crucial de evolución hacia un nuevo paradigma basado en el cloud. Analistas entrevistados por Bloomberg prevén “grandes retos en el largo plazo”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor