¿Qué pasará cuando los robots salgan al exterior?

Innovación

Hoy los robots se restringen a ambientes cerrados como el hogar “debido a su coste e incapacidad para recorrer ambientes exteriores de forma fiable o segura”, dice Strategy Analytics. Pero eso debería cambiar.

A los robots les queda mucho espacio de evolución. De momento están incorporados a algunas áreas profesionales, como la cadena de montaje, y también se han ido abriendo paso a nivel doméstico con el desarrollo de dispositivos cada vez más inteligentes.

Pero su futuro también está en la calle. Un informe de Strategy Analytics determina que los robots que están por venir tendrán potencial para acometer tareas fuera del hogar. Además, sus capacidades de aprendizaje aportarán mayor valor, como también lo hará la realización de tareas físicas consideradas impredecibles.

A día de hoy “los robots son máquinas en el hogar”, que se mueven entre cuatro paredes, “debido a su coste e incapacidad para recorrer ambientes exteriores de forma fiable o segura”, explica Mathew Alton, analista y autor del estudio de Strategy Analytics. “Sin embargo, su potencial es mucho mayor que su actual restricción al hogar para completar tareas sencillas”.

“Un ecosistema de accesorios con los que los usuarios pueden equipar a sus robots proporciona extensibilidad: permite que un robot de base ‘evolucione’ con el tiempo de acuerdo con las demandas cambiantes del usuario”, indica Alton en relación a las máquinas futuras que vendrán con componentes modulares. “En última instancia esto hace que el robot sea más una inversión a largo plazo y puede ayudar a justificar un precio relativamente más alto”, añade.

Los expertos valoran que los robots ahorrarán tiempo a los seres humanos, que se liberarán de tareas mundanas incluso al aire libre, cuando puedan interactuar y moverse de forma independiente. Esto sucederá con la evolución de la inteligencia artificial y cuando haya una red celular lo suficientemente fuerte.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor