Robots que pueden ver

Empresas

Uno de los mayores obstáculos de los robots es la pobreza visual de la que disponen, pero se está investigando para mejorarlo tomando como modelo la visión natural.

Los ordenadores no son todavía autosuficientes, necesitando siempre ser guiados por los seres humanos, lo que les ha impedido conquistar el mercado global.  Todos los ordenadores equipados de cámaras pueden “ver” múltiples elementos de la imagen o píxeles, según pública The Economist,  pero no pueden interpretar lo que ven.
El traslado del comportamiento del cerebro humano, los pasos que sigue el mismo a la hora de reconocer una imagen cualquiera es lo que se ha intentado imitar en las últimas investigaciones tecnológicas, tal y como recoge el semanario. El Dr. LeCun ha creado una corteza visual artificial capaz de distinguir los diferentes tipos de objeto.
El funcionamiento, sin embargo, a través de esta innovadora técnica requiere de la intervención humana. La etapa siguiente tratará de ser sin supervisión, en los que la instrucción está totalmente ausente.

Caltech-101, una base de datos habitualmente utilizada para la investigación de la visión, consta de unas 10.000 imágenes estandarizadas de 101 tipos de formas complejas uno de esos, incluyendo las caras, coches y relojes. Cuando a un dispositivo dotado de una corteza visual artificial (con supervisión) se le muestran las imágenes de esta base de datos, puede aprender a reconocer las categorías hasta en un 70%. Ésta es la base de datos sobre la que desarrollará las mejoras para los robots.
ConvNet, que es como se ha llamado al invento del Dr. LeCun, ha demostrado su validez en el sector visual: Google ha estado usándolo para borrar las caras y placas en su servicio Streetview, mientras que DARPA, el Departamento de Defensa de America también ha mostrado su interés.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor