Rovio lleva los juegos a las aulas chinas

Empresas

China utilizará una línea educativa del popular juego móvil Angry Birds para el aprendizaje de los niños de preescolar.

Rovio, la creadora del juego más vendido para móviles, trabaja con la firma china 123 Education Development para implantar un nuevo concepto educativo en el aula a través de Angry Birds Playground.

La nueva línea educativa sobre la base del famoso juego se dirige a niños en edad preescolar con el objetivo de ser un vehículo para la enseñanza del lenguaje, las matemáticas, la música y el arte, fomentando al mismo tiempo “la educación física y social”.

Según ha manifestado a The Guardian Sanna Lukander, vicepresidente  de educación y contenidos editoriales de Rovio, “es un enfoque para un aprendizaje de 360 ​​grados, donde los juegos son solo una parte más de este, utilizando dispositivos digitales”.

Creado en colaboración con la Universidad de Helsinki, Angry Birds Playground ya se ha probado por primera vez en un centro de primera infancia en Shanghai.

Rovio concluyó el pasado mes de abril su ejercicio fiscal 2012 con unas ventas totales de 195 millones de dólares, lo que ha supuesto un crecimiento del 101% respecto al año anterior.

Las principales fuentes de ingresos de la compañía se han mantenido en los juegos de pago, la publicidad y los bienes online, aunque su irrupción en programas educativos de esta índole puede abrirle las puertas a otra gran fuente de ingresos, sobre todo, teniendo en cuenta las dimensiones del mercado chino.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor