Rovio pierde a su director de juegos

Empresas

Jami Laes abandona la compañía en medio de la crisis para seguir compitiendo con nuevos títulos de éxito, más allá de Angry Birds, en el mercado de juegos móviles.

Rovio, el desarrollador de juegos finlandés detrás de Angry Birds y sus múltiples aplicaciones, dice adiós a otro de sus ejecutivos.

Jami Laes, responsable de la unidad de juegos, abandona la compañía para embarcarse en una nueva startup próximamente, tal y como recoge Reuters.

A pesar de que Angry Birds ha batido récords de ventas, la firma se encuentra ahora estancada en el competitivo mercado de los juegos móviles.

La popularidad de Angry Birds ya no es tan fuerte como hace dos años, con grandes rivales como Clash of Clans o Kim Kardashian, y la compañía ha disminuido sus ganancias a la mitad.

Aunque Rovio ha ampliado la marca Angry Birds a una serie de televisión y la concesión de licencias de productos de consumo de animación para seguir obteniendo rentabilidad, tiene problemas para producir más juegos de éxito.

El fabricante de entretenimiento anunció recientemente que recortará su fuerza laboral cerca de un 14%.

“Vamos a simplificar la organización en torno a nuestros tres negocios clave: juegos, medios y productos de consumo”, declaró el pasado mes de octubre Mikael Hed, CEO de la entidad, que se ha retirado de su cargo el 1 de enero.

Sus funciones las ha asumido el hasta ahora director comercial, Pekka Rantala.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor