Rusia: objetivo de la ley sueca del espionaje ciudadano

Cloud

La recién aprobada ley sueca de monitorización de comunicaciones, que permite sin autorización judicial espiar el tráfico de Internet o las comunicaciones telefónicas y que ha generado más de un millón de correos de protesta, podría tener objetivos más ambiciosos que los anunciados: controlar las telecomunicaciones rusas.

Según indica el diario Svenska Dagbladet, fuentes cercanas a la agencia sueca de inteligencia habrían revelado que el principal objetivo de la ley era realizar un seguimiento de las comunicaciones rusas. (No descartemos que esta información sea una cortina de humo ante la vergonzante ley sueca de espionaje ciudadano).

“Por nuestra posición geográfica el 80 por ciento de los contactos rusos con gran parte del mundo pasan a través de instalaciones en Suecia. Esa es la clave de la cuestión”, señalan.

Telia Sonera, el gigante sueco-finlandés de las telecomunicaciones posee una de las mayores redes mundiales de fibra óptica y la mayoría de las comunicaciones rusas pasan por su cableado la frontera. Con la nueva ley de vigilancia, las operadoras tienen la obligación de almacenar y poner a disposición de las autoridades toda la información.

Aunque la compañía ha indicado que esta “ley es el plan más invasivo del continente” y espera desviar su tráfico internacional para que no pase por Suecia, construir ese tipo de red costaría mucho tiempo y dinero, además que no es seguro que este tipo de leyes invasivas y que infringen los derechos civiles no sean adoptadas en otros países de Europa.

vINQulos
The Local

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor