Samsung comienza a acercarse a la “tasa de fidelidad” de los usuarios de Apple

Movilidad

Hasta 2013 un 75 % de los usuarios de dispositivos móviles Apple cambiaban su viejo móvil por otro de la misma marca, en una proporción inusitada en la industria en cuanto a consumidores fieles. Pero desde el sudeste asiático Samsung está incrementando gradualmente ese mismo índice que el año pasado ya se situó en el 58 %. Y subiendo.

Podémos bautizar como “tasa de fidelidad” a esa proporción de usuarios de un terminal que cuando llega la hora de jubilarlo deciden adquirir otro de la misma marca. Tradicionalmente los usuarios de dispositivos Apple en general y de móviles en particular han engrosado generosamente esas cifras pero ahora el gran competidor surcoreano, que en algunos aspectos ya ha adelantado a la marca de la manzana mordida, también da muestras de aproximarse peligrosamente a los de Cupertino.

De hecho la estadística correspondiente al pasado año establece que los usuarios de Apple permanecen en la misma marca en un 75 % de las ocasiones y los de Samsung en un 58 %. Con todo todavía queda por encima de Apple una marca que concita aún más fidelidad: BlackBerry con un 79 % de usuarios que repiten con dispositivos de la empresa canadiense, aunque ya habría que analizar aparte no solo la proporción como la cantidad dado que hablamos de unos modelos cada vez más residuales en cuota de mercado, a pesar de que parece que son los que más “enganchan”.

El estudio se ha realizado en Estados Unidos, Reino Unido y Australia y ha dejado claro la enorme brecha existente entre estas marcas y las siguientes puesto que a continuación de las citadas la siguiente es Nokia con una fidelidad del 33 %, pero otro factor a tener en cuenta es la proporción de usuarios que se captan procedentes de otras marcas. En este caso Samsung es el ganador al acoger un 34 % de nuevos usuarios procedentes de otras marcas seguido de Apple con un 24 %.

El trasfondo tiene que ver, entre otros factores, no tanto con la satisfacción como con el miedo al cambio dado que las mayores barreras parecen existir al cambiar más que de una marca a otra de un sistema operativo a otro, de iOS a Android y viceversa, además de que una experiencia satisfactoria con un dispositivo de una marca nos lleva a caer en el prejuicio positivo de que seguir dentro de la misma casa nos permitirá repetir el resultado… o simplemente comodidad porque a pesar de algunos inconvenientes seguir con un dispositivo que nos es familiar nos concede la confianza en que “al menos sabemos cómo funciona”.

vINQulo

Cnet

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor