Samsung Electronics pronostica ganancias récord en el tercer trimestre

EmpresasMercados Financieros

El fuerte mercado de chips de memoria y la recuperación de los beneficios en su negocio móvil con las ventas del Galaxy Note 8 elevan las previsiones de la compañía.

Samsung Electronics espera pronosticar unas ganancias récord en el tercer trimestre (3Q) gracias al fuerte mercado de chips de memoria y a la recuperación de los beneficios en su negocio móvil tras la costosa retirada del mercado de su smartphone Galaxy Note 7.

La fuerte demanda mundial de chips DRAM continuará superando la oferta en 2018, mientras que la demanda de chips flash NAND lleva superando a la oferta durante seis trimestres consecutivos, de acuerdo con los datos de DRAMeXchange, división de TrendForce.

La pesadilla del Galaxy Note 7 parece haber pasado y el gigante surcoreano está cerca de alcanzar su valoración más alta de mercado después de una subida de casi el 50% en el precio de sus acciones este año.

“Las fuertes ventas del último smartphone Galaxy Note 8, lanzado a mediados de septiembre, también aumentarán probablemente su rendimiento”, han puesto de manifiesto los analistas, tal y como recoge Reuters.

En este contexto, la división móvil de Samsung obtendría un beneficio operativo de alrededor de 3.000 millones de won frente a los 100.000 millones de won en el tercer trimestre de 2016. Los pedidos previos para el Galaxy Note 8 han alcanzado el nivel más alto de la serie Note.

Se espera que el beneficio operativo en el 3Q (de julio a septiembre) de Samsung suba a 14.300 millones de won (12.510 millones de dólares), según una encuesta de los analistas de Thomson Reuters. Sería casi tres veces los 5.200 millones de won registrados un año antes y ligeramente mejor que los 14.100 millones de won del trimestre anterior.

Samsung solo proporcionará un pronóstico de ingresos y beneficios del 3Q este viernes. La compañía no revelará los resultados detallados hasta finales de octubre.

No obstante, los analistas han apuntado que se espera que los precios más bajos de las pantallas de cristal líquido (LCD), mermadas por los modelos OLED, pesen en el negocio de pantallas de Samsung del tercer trimestre.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor