Samsung entra en el mercado de las baterías para coches eléctricos

AlmacenamientoDatos y AlmacenamientoEmpresasMercados Financieros

La empresa surcoreana ha anunciado la compra de Magna Steyr, la filial de la compañía Magna International, que se dedica a la producción de baterías para coches eléctricos.

Samsung apuesta fuerte por el negocio de los vehículos electrónicos y acaba de adquirir Magna Steyr, una empresa austriaca que produce baterías para esos vehículos que es filial del grupo canadiense Magna International, que fabrica componentes para automóviles.

Con el acuerdo, del que no se han desvelado los datos financieros, Samsung pasará a integrar en la plantilla de su división SDI, a los 264 empleados que forman parte de Magna Steyr, así como sus centros de producción y desarrollo.

Samsung ya lleva un tiempo metida de lleno en el negocio de los coches eléctricos, ya que proporciona las baterías para los modelos i3 e i8 de BMW, exponen en TechCrunch.

Naemsong Cho, Presidente y CEO de Samsung SDI, ha señalado que la nueva compra les permitirá seguir expandiendo su negocio e incrementar su base de clientes.

De momento se desconoce si Samsung terminará fabircando su propio vehículo eléctrico, aunque tendría todo el sentido que la compañía asiática lo hiciera, ya que su rival Apple ya está trabajando para lanzar su propio coche.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor