Samsung entra de lleno en la conducción autónoma con una unidad de negocio

Workspace

La compañía también ha creado un fondo de 300 millones de dólares para invertir en empresas del mundo del motor y la tecnología.

Samsung Electronics planea convertirse en un actor importante en la conducción autónoma, aprovechando su posición de liderazgo en el mercado de comunicaciones móviles y su reciente adquisición del proveedor de audio y piezas de automóviles Harman por 8.000 millones de dólares.

El gigante surcoreano acaba de anunciar en el Salón del Automóvil de Frankfurt que ha creado una unidad de negocio automotriz estratégica para los servicios de asistencia a los conductores autónomos y avanzados (ADAS) junto con un fondo de 300 millones de dólares para invertir en empresas del mundo del motor y la tecnología.

“Es hora de comunicar nuestra intención de entrar en el mercado de conducción autónoma. Samsung ha estado incubando este negocio durante bastante tiempo”, ha afirmado Young Sohn, presidente y director de estrategia de Samsung Electronics.

La compañía es un gigante de la electrónica de consumo que lidera los mercados de productos tan variados como teléfonos y televisores, pantallas y chips de memoria. Estos activos y la incorporación de Harman a su negocio le dan confianza para entrar activamente en un mercado de automóviles cada vez más atacado por las firmas de alta tecnología.

Los dos mayores rivales de Samsung también han hecho sus movimientos. Intel pagó 15.300 millones de dólares el mes pasado para adquirir Mobileye, el actual líder del mercado de ADAS, y Qualcomm ha cerrado un acuerdo por 47.000 millones de dólares para comprar NXP Semiconductors NV, el mayor fabricante mundial de chips para automoción.

En los últimos meses, Samsung ha obtenido licencias para proyectos piloto de conducción autónoma en Corea del Sur y EEUU (California).

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor