Samsung Galaxy Gear, ¿es el primer smartwatch de Samsung un fracaso?

ComponentesWorkspace

Llevábamos mucho tiempo con rumores y datos sobre el smartwatch de Samsung. En un principio todos nos dejamos guiar por el optimismo y creer que las patentes de la empresa surcoreana pronosticaban como iba a ser, pero ya la filtración hace unos días empezó a mostrarnos lo que iba a ser la realidad. ¿Decepcionante? Vosotros decidís.

Si tenemos en cuenta todo lo que se estaba pronosticando para él, sin duda el Galaxy Gear es una decepción mayúscula. Toda la tecnología innovadora de pantallas que Samsung posee no deja apenas ningún rastro en este smartwatch.

galaxygearreal

Nos encontramos con una pantalla plana y rígida Super AMOLED de 1,63″ y resolución 320 x 320. Dispone de una cámara integrada en la correa, aunque de 1,9 MP y soporte para vídeo 720p.

La RAM es de 512 MB, el procesador de 800 MHz y la memoria interna de 4 GB. Usa Bluetooth 4.0 LE y una batería de 315 mAh, suficiente para unas 25 horas de uso. Todo esto en un dispositivo de 36,8 x 56,6 x 11,1 mm y 73,8 g.

Pero en su falta de innovación no está su principal problema. Al final nos encontramos como siempre con un dispositivo, que pudiendo ser autónomo, apenas sirve de mucho por sí solo sin vincularlo a un smartphone o tablet.

Aunque lo pero es que no sólo no lleva Android, sino que además sólo será compatible con productos de Samsung, más concretamente Galaxy S III, S4, Note II, Note III y Note 10.1. Algo que ni siquiera limitaba el LiveView o el SmartWatch de Sony.

Si tenemos en cuenta todo esto y su precio de 299 dólares cuando salga a la venta en octubre, a no ser que la gente sólo escuche al marketing, no veo como otras opciones a precios similares y mucho más completas no lo superen en ventas.

vINQulos

GSMArena

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor