Samsung gana a Apple en Australia pero pierde en Francia

Movilidad

Una de cal y otra de arena para Samsung en su particular guerra con Apple. Por un lado las autoridades australianas les permiten vender el Galaxy Tab 10.1, por otro no han conseguido que prospere el bloqueo al iPhone 4S en Francia.

En Australia se libra una de las batallas más sonadas entre estos dos gigantes. El objetivo de Apple era prohibir la comercialización del Galaxy Tab 10.1 o al menos retrasarla todo lo posible para que no hiciera sombra al iPad en la campaña navideña.

La pasada semana, la justicia australiana levantó el veto que pesaba sobre la tableta de Samsung. Los de Cupertino recurrieron la sentencia para ganar tiempo, pero finalmente el Tribunal Superior de Australia ha dictaminado que el Galaxy Tab 10.1 cumple con las normas y puede empezar a venderse sin ningún problema.

Esta victoria para Samsung se ha visto empañada por la decisión adoptada por la justicia en Francia, país en el que la firma asiática había iniciado un nuevo litigio con el objetivo de paralizar las ventas del nuevo iPhone 4S.

El tribunal galo no considera suficientes las pruebas presentadas por la firma surcoreana para prohibir la comercialización del nuevo smartphone de Apple. Además, han condenado a Samsung a pagar 100.000 euros Apple en concepto de honorarios legales.

 

vINQulos

Reuters

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor