Samsung Gear S, smartwatch con Tizen, 3G y pantalla curva

InnovaciónWearables

Samsung es conocida por la enorme variedad de dispositivos móviles que saca al mercado, tanta que muchas veces resulta hasta confuso. La compañía coreana parece seguir la misma dinámica con los smartwatches y ahora llega el Samsung Gear S, con pantalla curva, 3G y Tizen.

Aunque la moda de los smartwatches parece ser ahora ofrecer pantallas circulares, Samsung ha llegado quizás a un diseño que sin ser tan espectacular es mucho más práctico y funcional, al ofrecer una pantalla curva que se adapta a la forma de la muñeca.

Samsung Gear S

Las pantallas curvas en sí, no ofrecen ninguna ventaja respecto a las rectangulares en los smartwatches, es más, encarecen el producto y suponen limitaciones en el diseño y la integración de componentes. Sin embargo una pantalla curva ofrece la gran ventaja de ajustarse mucho mejor a la forma de la muñeca y permite que el espesor efectivo del dispositivo puesto sea mucho menor.

Es por ello que el diseño del Samsung Gear S podría ser uno de los mejores hasta ahora para un smartwatch, ofreciendo además una de las pantallas más grandes en este tipo de dispositivos. Cuenta con una pantalla de 2″ Super AMOLED de resolución 480 x 360, con una CPU de doble núcleo a 1GHz, 512MB de RAM, 4GB de memoria interna y el genial Bluetooth 4.1, que le da una mayor versatilidad como dispositivo tanto esclavo como maestro.

Pero además de eso, el Samsung Gear S es un smartwatch autónomo, ya que cuenta con ranura SIM y 3G, Wi-FI además de GPS, IMU completo, barómetro, sensor de luz y UV, pulsómetro y hasta certificado IP67 a prueba de agua. Las dimensiones son 39,8 x 58,3 x 12,5 mm, lo cual no está nada mal. Pero desafortunadamente usa Tizen y su batería es de 300mAh, aspectos que quizás empañan un dispositivo que sube bastante el listón de los smartwatches.

vINQulos

Samsung

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor