Samsung KNOX da el salto a Tizen

Seguridad

Samsung ha decidido ampliar el alcance de su plataforma de seguridad, incluyendo wearables y el fenómeno de Internet de las Cosas.

El futuro de la plataforma de seguridad Samsung KNOX pinta prometedor. Samsung ha anunciado su expansión para convertirla en “un conjunto de herramientas de trabajo que van más allá del móvil” con el objetivo de “servir como base para todas las soluciones y servicios” de la compañía surcoreana y “a las distintos modos en los que la gente quiere trabajar”.

“Dado que cada día estamos más cerca de un mundo en el que todo está conectado entre sí, la fortaleza de la seguridad nunca ha sido tan importante. Siendo una plataforma de seguridad móvil tan reconocida con numerosos reconocimientos, Samsung KNOX se posiciona como la fundación de todas las soluciones y servicios que proporcionará la infraestructura necesaria para avanzar en el compromiso que Samsung tiene con el mundo empresarial”, ha declarado DJ Koh, presidente de la división de Comunicaciones Móviles de Samsung Electronics.

¿Qué es lo que cambiará exactamente en Samsung KNOX? En primer lugar, el número de dispositivos soportados. Sus creadores quieren ofrecer KNOX para smartphones y tabletas, pero también para gadgets de wearable technology. Esto incluye desde terminales estrella de esta firma a dispositivos de gama media y ejemplares como el Samsung Gear S2.

Avanzar de esta forma en temas de compatibilidad implica que se sumará a esta herramienta de protección el sistema operativo Tizen de la casa. En un principio Samsung KNOX había sido pensado para Android. Y para completar las ansias de interoperabilidad de sus responsables, se ofrecerá soporte para aparatos del Internet de las Cosas a través de varias APIs y SDKs abiertos, así como garantías EMM, SSO y VPN. A partir de ahora Samsung promete construir todos sus desarrollo sobre KNOX, “incluyendo salud, automoción, finanzas y otros segmentos”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor