Samsung pierde 8.000 millones de dólares en su primer día de cotización de 2014

Empresas

No ha empezado bien el año nuevo para la empresa surcoreana que ve cómo en la apertura de mercados de 2014 la primera jornada se salda con unas importantes pérdidas debido a la retirada de inversores que no parecen ser muy optimistas con las perspectivas de crecimiento futuro de la división de móviles Samsung.

Casi podríamos recurrir al castizo “está tó el pescao vendío” para resumir la posible causa para esta caída de 8.000 millones de dólares en la cotización bursátil de Samsung. La primera jornada del año en los mercados habría supuesto la escenificación de una retirada estratégica de algunos inversores que verían en la actual supremacía de Samsung en el mercado de los móviles la plasmación de un temor: que no quede territorio hacia el que crecer.

O al menos no al ritmo de estos últimos años. En los últimos trimestres se ha ido ralentizando el crecimiento de los beneficios que aporta a la corporación la sección de móviles de la empresa, al mismo tiempo que se intensifica la competitividad con otros fabricantes, especialmente los que están apostando por ofrecer terminales más asequibles, apuntando a una globalización del mercado que sólo ve posibilidades de crecimiento en naciones con economías emergentes.

Este descenso en el volúmen de negocio que procede de la división de móviles de Samsung reviste especial importancia debido a que a lo largo de los últimos dos años ha supuesto incluso más del 50 % del beneficio de la empresa. La cotización de la acción de Samsung ha bajado un 5 % en respuesta a este movimiento de los inversores que reaccionan así ante la expectativa que se calcula de descenso en los beneficios, ya que durante el último trimestre de 2013 se calcula que habrá sido de un 9,2 % más que en el año anterior, mientras que en 2012 supuso un 26 % más que en 2011.

vINQulo

The Wall Street Journal

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor