Samsung podría anunciar el beneficio más bajo en cuatro años

Empresas

La compañía podría comunicar los beneficios trimestrales más débiles de los
últimos tiempos, tras haber reducido excesivamente el precio de sus chips.

Samsung Electronics, el mayor
fabricante asiático de semiconductores, pantallas planas y teléfonos móviles,
podría dar a conocer los beneficios trimestrales más débiles de sus últimos
cuatro años después de haber rebajado los precios de los chips de memoria para
PCs a niveles excesivamente bajos.

De hecho, los ingresos netos del segundo trimestre cayeron un 14 por ciento,
hasta los 1,3 billones de wones (1.027 millones de euros), desde los 1,51
billones de wones (1.192 millones de euros) obtenidos un año antes, de acuerdo
con la estimación media de 14 analistas interrogados por
Bloomberg.

Paralelamente, las ventas del fabricante de chips -cuyas cifras oficiales se
darán a conocer mañana?, habrían crecido un 5,2 por ciento, hasta los 14,84
billones de wones (11.725 millones de euros).

La explicación a esto habría que buscarla en la caída de los precios de los
chips, que podrían haber eclipsado unas ganancias mayores por parte de las
pantallas de cristal líquido, especialmente después de que la compañía
incrementase la producción de las memorias para ordenadores por encima de la
demanda.

En cualquier caso, este desplome podría ser superado pronto, ya que los
precios volvieron a subir un 20 por ciento este mismo mes, debido a los rumores
respecto a que algunos fabricantes de ordenadores como
HP y
Dell
podrían incrementar los pedidos antes de que comience el curso escolar en
Estados Unidos -el próximo mes de septiembre? así como en Navidad.

“El fortalecimiento de la demanda en la segunda mitad del año será el factor
clave para el negocio de semiconductores de Samsung”, estima Park Hyoung Ryol,
de Consus Asset Management. Para
este analista, las memorias “fueron el principal culpable de la caída de las
ganancias del segundo cuarto”.

A este respecto, Lee Soo Jeong, portavoz de la compañía, no quiso hacer
comentarios en relación con el hecho de que los beneficios estén por debajo de
lo anunciado por el grupo.

Así, el beneficio de la división de semiconductores, que generó el 73 por
ciento de los ingresos operativos el pasado año, podría haber caído un 76 por
ciento, hasta los 233.000 millones de wones (184 millones de euros), de acuerdo
con las estimaciones de la misma agencia. Paralelamente, los ingresos de la
división, segunda tras Intel, podrían caer
un 2 por ciento, hasta los 4,36 billones de wones (3.444 millones de euros).

Pérdidas en la división de chips

El suministro mundial de chips para ordenadores, conocidos como DRAM,
sobrepasó la demanda en un 13 por ciento en el segundo cuarto del año, lo que
representa un tres por ciento más que en el trimestre anterior, de acuerdo con
las cifras manejadas por
Credit Suisse
Group
.

Esta misma consultora considera que Samsung podría haber registrado unas
pérdidas en el segundo trimestre debido a que los precios de las memorias DRAM
fueron inferiores a las previsiones. De hecho, éstos podrían haber caído un 37
por ciento con respecto al primer trimestre, según M. S. Hwang, analista del
grupo mencionado. En este sentido, el pasado mes de abril Samsung estimó que
los precios caerían entre un cinco y un 10 por ciento, mientras que los de
referencia cayeron a niveles récord el pasado 22 de mayo.

Contrariamente, en julio, el importe de estos componentes creció un 20 por
ciento, experimentando así el mayor incremento desde febrero de 2006, basándose
en las previsiones optimistas de que la demanda crecerá en la segunda mitad del
año.

Suministro para el iPhone

Por otra parte, la demanda de dispositivos electrónicos de consumo ayudó a
incrementar los precios de los chips de tipo NAND. Estas memorias, utilizadas en
los dispositivos de Apple iPhone e iPod
Nano, permiten almacenar datos en reproductores musicales, cámaras y teléfonos
móviles, incluso cuando están apagados. En este sentido, Samsung es el mayor
proveedor de componentes para iPhone, de acuerdo con los datos de la compañía de
investigación iSuppli.

Por lo que respecta a los precios medios de los chips NAND, crecieron un 14
por ciento desde el primer cuarto del año, como afirma James Song, analista de
Good Morning Shinhan Securities Co., mientras que los precios de referencia se
duplicaron en los dos últimos meses.

División de LCDs

Componentes informáticos aparte, la compañía es el tercer fabricante mundial
de LCDs, división en la que Samsung triplicó su beneficio, hasta los 262.000
millones de wones (206 millones de euros), gracias a unos precios más elevados
de las pantallas utilizadas para los ordenadores, de acuerdo con los analistas
del sector. Por lo que respecta a las ventas, crecieron un 15 por ciento, hasta
los 3,27 billones de wones (2.583 millones de euros).

Así, los precios de las pantallas LCD se incrementaron un cuatro por ciento
con respecto al año anterior, a la vez que las ventas crecieron un 34 por
ciento, de acuerdo con un analista de
Hyundai
Securities Co.

Para el tercer trimestre, se prevé que el beneficio de la división de LCD de
Samsung se incremente hasta los 509.000 millones de wones (401 millones de
euros) gracias a que los precios crecerán un cuatro por ciento, según la firma
de inversiones CJ Investment & Securities Co.

Telefonía móvil

Por su parte, el negocio de telecomunicaciones de la compañía, que registró
en torno a un tercio de las ventas totales en 2006, podría registrar una caída
del beneficio de cerca del tres por ciento, hasta los 394.000 millones de wones
(311 millones de euros) debido a un descenso del precio de los dispositivos
móviles. Al mismo tiempo, los ingresos podrían haberse incrementado un 10 por
ciento, hasta los 4,72 billones de wones (3.726 millones de euros)

Además, la compañía, que se sitúa en tercer lugar en el mercado de la
telefonía móvil, por detrás de Nokia y
Motorola, comercializó 37,7 millones de
unidades en el segundo trimestre, un 43 por ciento más que un año antes, según
las cifras manejadas por los analistas de
JPMorgan
Chase & Co.
Sin embargo, los precios podrían haber caído un 27 por
ciento, ya que la compañía vendió más teléfonos de baja gama.

En este sentido, los precios medios de la industria podrían caer un 5,4 por
ciento, hasta los 140 dólares (101 euros), después de registrar una caída
similar del 4,5 por ciento en 2006 debido al incremento de la demanda de móviles
más baratos, según las estimaciones de
Strategy Analytics Inc. del
pasado mes de febrero.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor