Samsung se hunde en el último trimestre de 2014

Empresas
0 0 1 comentario

Samsung ha ofrecido un informe de cuentas anual en el que por primera vez en tres años las cifras descienden de forma global con respecto a ejercicios anteriores. La razón es que el declive en su floreciente negocio de móviles no ha podido quedar compensado por las importantes ganancias en el negocio de los procesadores.

La división de semiconductores ha sido especialmente brillante para Samsung en el cuarto trimestre de 2014, con un beneficio operativo de 4.880 millones de dólares pero a pesar de ello no ha sido suficiente como para mejorar las cifras de 2013, registrando finalmente en 2014 un beneficio total anual de 22.731 millones, lo que supone una importante pérdida desde los 33.460 anteriores. Esto significa volver a cifras de 2011 mientras se refuerza la amenaza de los competidores chinos (Huawey, Lenovo, Xiaomi…) y Apple, que como te hemos contado recientemente aquí en The Inquirer, se afianza progresivamente en el mercado chino.

Donde sí han obtenido resultados satisfactorios es en la división de semiconductores, con los mayores beneficios de los últimos cuatro años y especialmente recobrándose de la caída en un 60 % del beneficio operativo del anterior trimestre. Samsung lo achaca a a fuerte demanda de procesadores para servidores y dispositivos móviles, incluyendo los iPhone de Apple. Curiosamente el incremento de ventas del principal competidor también ha resultado ser un buen negocio para la empresa surcoreana. En cambio la venta de smartphones y tablets Samsung a caído un 64 % durante el último trimestre de 2015, con lo que ya son cinco trimestres consecutivos con esa tendencia.

Ni siquiera desde casa llegan buenas noticias en este sentido puesto que en la propia Corea del Sur el gran rival Apple está fortaleciendo también su presencia alcanzando durante el pasado mes de noviembre una cuota de mercado sin precedentes allí del 33 %.

Desde Samsung se asegura que 2015 es un año lleno de incertidumbres que pueden afectar al sector en general y a la empresa surcoreana en particular, en referencia a la ralentización de la economía en la zona euro y los riesgos financieros de los países emergentes. Además tendrá que afrontar en los próximos meses la tarea de superar con éxito la gran presión de analistas, mercados y consumidores ante la perspectiva del lanzamiento del modelo más emblemático de Samsung, el Galaxy S6, presentación rodeada de una enorme expectativa.

vINQulo

Reuters

 

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor