Sandy Bridge será un 22% más pequeño

ComponentesWorkspace

La próxima generación de microprocesadores de Intel, con nombre en clave “Sandy Bridge”, será notablemente inferior en dimensiones a la actual familia de procesadores Arrandale/Clarksfield, lo que favorecerá al usuario en diversos apartados.

Los actuales procesadores con empaquetado BGA verán reducido su tamaño en un 22%, una cifra considerable que permitirá entre otras cosas hacer portátiles aún más delgados y con un diseño más compacto sin renunciar a las prestaciones y consumo de estos microprocesadores.

Los nuevos Sandy Bridge llegarán tanto en forma de CPUs dual-core como quad-core, y deberían comenzar a venderse en el primer trimestre de 2001. Además también deberían llegar acompañados de las soluciones híbridas de Intel que combinarán CPU y GPU en una sola die y que competirán con el proyecto Fusion de AMD que hace poco se dejó ver en Computex.

vINQulos

Fudzilla

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor