Sanyo prevé ingresar 20.000 millones de yenes menos en el primer semestre

AlmacenamientoDatos y Almacenamiento

La compañía, que podría estar considerando la venta de su negocio de baterías, ha revisado a la baja sus pronósticos de ingresos y beneficios para la primera mitad de su ejercicio fiscal.

El incremento de la partida de gastos del último trimestre ha hecho que Sanyo haya reducido sus previsiones de negocio para el primer semestre de su año fiscal 2010, finalizado el 30 de septiembre. Así, la compañía espera facturar unos 780.000 millones de yenes, en lugar de los 800.000 millones previstos.

Asimismo, la compañía ha variado sus previsiones a nivel de ingresos netos, que ahora arrojaría un saldo negativo de -37.000 millones de yenes, frente a los -35.000 previstos anteriormente.

Recordemos que en la primera mitad del ejercicio 2008, los ingresos de Sanyo fueron de 1,0 billones de yenes, mientras que los beneficios netos fueron de 32.648 millones de yenes. 

El anuncio de la revisión de sus previsiones ha coincidido con una noticia publicada en Reuters, según la cual, Sanyo está considerando la venta de su negocio de baterías con el fin de eliminar posibles trabas por la regulación antitrust al proyecto de adquisición por parte de Panasonic.

Un portavoz de la compañía ha asegurado que “por el momento aún no se ha decidido nada sobre la venta”. De confirmarse, la compañía se desharía de una subsidiaria que fabrica baterías de níquel-hidrógeno que son utilizadas en los ordenadores personales y las videoconsolas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor