SAP quiere que cloud represente el 16% de su negocio en 2017

CloudEmpresasMercados FinancierosSoftware

En 2013, las ventas de soluciones en la nube llegaron a los 787 millones de euros, representando menos de un 5% de toda su facturación. Por su parte, los ingresos procedentes de HANA crecieron un 69% y las ventas totales, un 4%.

El gigante alemán del software de gestión SAP, a la postre la mayor empresa europea de nuevas tecnologías, está empeñada en los últimos años en diversificar su negocio. El giro dado por la compañía en 2010 sigue su curso y hoy la nube, el big data y la movilidad son conceptos en la cultura de la compañía a la altura del ERP, la solución fundacional de la firma de Walldorf, en el länder de Baden-Wurtemberg.

Los resultados de la firma correspondientes a todo el año 2013, así como las previsiones a medio plazo, anunciadas hace un par de días en Alemania por sus co-CEOs, Bill McDermott y Jim Hagemann Snabe, reinciden en este mensaje. “Basándonos en el fuerte impulso global de 2013, aceleraremos la transición hacia la nube para ofrecer a nuestros clientes la posibilidad de elegir. Estamos trasladando todas las soluciones a la nube y reforzándolas con nuestra plataforma HANA de tiempo real, por lo que haremos que las cosas resulten más simples para nuestros clientes, ampliaremos nuestra ventaja e impulsaremos el crecimiento, más previsible y rentable a largo plazo”, han comentado los responsables en rueda de prensa.

sap_hanaLos ingresos totales de SAP durante 2013 alcanzaron los 16.817 millones de euros, un 4% más que el año anterior. El beneficio operativo se incrementó un 10%, hasta un 26,7% y 4.482 millones de euros. En el periodo, los beneficios finales para la corporación alemana llegaron a los 3.330 millones de euros, un 18% más.

Por el momento, el negocio puramente cloud no representa mucho en la actividad de SAP. Durante 2013,  los ingresos por suscripciones y soporte en la nube ascendieron a 787 millones de euros (4,65% del total). Una cifra que, en cualquier caso, supera las previsiones, que se situaban en 750 millones de euros, y que dobla con creces los ingresos de 2012, cuando la nube le aportó a SAP solamente 343 millones de euros. En estos momentos, la cifra total de suscriptores de las aplicaciones del catálogo cloud supera ahora los 35 millones.

Sin embargo, en los próximos años, la compañía alemana va a poner más carne en el asador para forzar la migración a la nube y depender menos de la cada vez más complicada venta de licencias on-premise. La idea es que de los 22.000 millones de euros que espera ingresar en total en 2017, entre 3.000 y 3.500 provengan del cloud, lo que podría elevar la porción de negocio procedente de la nube hasta casi el 16%.

Sin embargo, esta apuesta va a retrasar dos años el objetivo de llegar a un 35% de margen operativo, fijado en principio por la compañía para 2015. Y es que el cloud aporta unos ingresos recurrentes y predecibles, pues los clientes pagan periódicamente por el software y los servicios contratados, pero también merman la capacidad de recaudación y de circulante que aporta el sistema tradicional de licencias, donde los clientes suelen pagar por el grueso de la tecnología instalada al principio y de una vez.

Una de las tecnologías en las que más se ha volcado SAP en los últimos tiempos es HANA, un appliance con gestor de base de datos integrado y que muchos clientes están adquiriendo junto al ERP del gigante alemán. La particularidad de HANA es que permite analizar la información al instante puesto que bucea en la información residente en la RAM, más cercana a la CPU del servidor, y no en los discos tradicionales.

SAP ha informado en la presentación de resultados que los ingresos por HANA aumentaron nada menos que un 69% durante el pasado año, hasta los 664 millones de euros. La firma asegura que 3.000 clientes en todo el mundo tienen HANA y que la demanda de esta tecnología desde su lanzamiento en mayo de 2013 ha superado las expectativas del proveedor.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor