Schmidt defiende a Google

Empresas

El ex CEO de la compañía ha contestado a los legisladores sobre las posibles prácticas monopolísticas en el mercado.

Google está siendo el foco de los legisladores por su posible monopolio en el sector. Eric Schmidt tiene muy claro sin embargo que la compañía no ocupa una posición dominante. “Google no tiene ninguna de las características que asocio con el poder de mercado”, ha dicho a los legisladores.

Las declaraciones de Schmidt corresponden a una sesión del subcomité de Competencia del Senado, donde el ex CEO del gigante de búsquedas ha tenido que participar y contestar a las preguntas de los legisladores.

Ya en septiembre Schmidt admitía que su compañía se ajustaba a un criterio legal utilizado para determinar si una compañía ejerce prácticas monopolísticas para aplastar la competencia. “Google está en esa área”, dijo entonces Schmidt, en referencia al sector de búsquedas por internet.

Si la Comisión Federar de Comercio llega a la conclusión de que Google domina el mercado y controla los precios excluyendo a las competidores, podría acusar a la empresa de violar las leyes antimonopolio.

Pero tiene que haber evidencias. Schmidt dijo que el mercado de búsquedas por la red se extiende más allá de los competidores como Bing o Yahoo!. También están Facebook o Siri. “A veces fallamos en la anticipación de las amenazas que plantean los nuevos métodos de acceso a la información”, ha dicho.

FairSearch.org es un grupo de empresas (que incluyen a Microsoft) que ha acusado a los de Mountain View de violar las leyes antimonopolio. Para la organización, las respuestas de Schmidt han sido una ofensa. “Ha continuado burlándose de las preocupaciones de los senadores sobre de cómo Google explota su poder monopolístico”, han dicho.

El que fuera consejero delegado de la firma ha negado que sean los productos de Google los más favorecidos en las búsquedas. También ha señalado que los fabricantes móviles que operan con Android eligen las aplicaciones preestablecidas, sin que Google presione en estas decisiones, recuerda Business Week.

“Google respeta la libertad de los fabricantes para elegir las aplicaciones preinstaladas”, ha dicho. Según Schmidt no hay presiones para hacer de Google el motor de búsqueda predeterminado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor