¿Se convertirá Primark en el nuevo puntal ecommerce?

eCommerceEmpresasMarketing

La compañía ya habría encargado, según una filtración, el diseño de su página de venta online, que abrirá sus ciberpuertas, previsiblemente, en 2012.

Es parada obligada de todo estudiante español de inglés que se va a las islas Británicas. También es uno de los nuevos guilty pleasure de las fashionistas ahora que ha llegado a España y un socorrido refugio para las familias por sus muy competitivos precios. Primark, la multinacional de la moda completamente low cost, es una de las empresas que está creciendo más y más rápido en Europa y ahora podría ser también la próxima entrada en el mundo del comercio electrónico.

La propia firma ha echado tierra sobre el asunto y ha señalado que “no tienen planes para entrar en el mercado online”, aunque se ha visto negar y volver a negar decisiones empresariales ya tomadas que la filtración a Brands Republic sigue siendo atractiva.Según Richard Perks, director de investigación de consumo de la consultora Mintel, Primark ha iniciado el proceso para dar el salto al comercio electrónico.

Según recoge Brands Republic, Associated British Foods, la propietaria, ya ha encargado a una firma especializada que monte su canal de ventas en red. La fecha para la apertura de la tienda online sería 2012.

“Primark podría arriesgarse a perder cuota de mercado si no está online”, explica Perks al medio online, “es un movimiento defensivo y no para el crecimiento de los beneficios”.

¿Qué podría significar la entrada de Primark en el mercado del comercio electrónico? La firma cuenta ahora con una página oficial increíblemente pobre, en la que ni siquiera está linkado su muy activo perfil oficial en Facebook, desde el que intenta conquistar a los compradores más preocupados por las tendencias. Una entrada en el comercio electrónico mejorará su imagen en red y, sobre todo, actuará como un nuevo voto de confianza para el ecommerce.

Cuando Inditex entró con Zara en el comercio electrónico, la primera conclusión a extraer del movimiento era que el ecommerce estaba en el camino de la madurez. Si Primark entra en el comercio electrónico, la conclusión podría ser que ya nadie debería quedarse fuera… y que ser grande pasa, sin duda, por el mundo de la venta online.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor