“Se debe definir claramente qué es el cloud computing para que los clientes confíen plenamente en este servicio”

Moisés Navarro, consultor ejecutivo de estrategia TIC de IBM, habla sobre el presente y las perspectivas de futuro de la nube, tanto a nivel privado como público.

Moisés Navarro, consultor ejecutivo de estrategia TIC de IBM y miembro del consejo de expertos técnicos y de la red de innovación de la compañía, analiza para eWEEK el impacto y las perspectivas de negocio de los entornos basados en la computación sobre la nube. Al mismo tiempo, comenta las posibilidades de España como desarrollador de cloud computing, haciendo especial hincapié en el desarrollo de centros basados en estos servicios para las administraciones públicas cuya actividad sea potenciar la economía.

¿Desbancará en el futuro el cloud computing a los modelos tradicionales?

No. Van a convivir. Una carga de trabajo se moverá de los tradicionales al cloud computing pero no todo pasará a la nube. Para entenderlo, se debe definir claramente qué es cloud computing: transparencia para el usuario, dinamización de la prestación de servicios, eficiencia y acotar su oferta. Con ello, servicios que tengan claro qué demanda tienen no necesitan utilizar el cloud computing. Lo que sí irá a él serán los entornos variables como los servicio de mensajería o las redes sociales.

¿La convivencia dejará a los métodos tradicionales en un ámbito residual?

moises_navarro.jpg

La convivencia será de tú a tú. Actualmente existen entornos de negocio en el cloud computing vía Web. Los que no se basan en la Web seguirán utilizando entornos tradicionales. Sí cambiará el modelo cliente-servidor, quedando reducido.

¿Cuáles son las perspectivas de España como desarrollador de cloud computing?

España puede ir de menos a más. Para que esto se produzca debe centrarse en operar en tres entornos. En primer lugar, cualquier empresa que quiera optimizar su realidad interna o potenciar sus entornos de negocio. En segundo lugar, las operadores de telecomunicaciones. Por último, el sector público, las administraciones. Aquí existe una oportunidad tremenda para reactivar la economía de su geografía, en el caso de las administraciones públicas y para potenciar la investigación si hablamos de universidades. Ahora es el momento para ellos. Bien es cierto que actualmente, nos encontramos en un nivel inicial o cero. Por ejemplo, no existe un centro de cloud computing ligado a una administración pública cuya actividad sea potenciar la economía. Eso está por venir.

Después de los datos publicados por Evans Data, según los cuales uno de cada cuatro desarrolladores asiáticos se encuentra desarrollando servicios de cloud computing, ¿se ha convertido el mercado asiático en un fuerte competidor?

El mercado asiático es solamente un fuerte competidor para aquellos que desarrollen software. Por el contrario, el cloud computing dispone de distintos roles: el del usuario, que pide un servicio y disfruta de él o el de quien oferta. Una empresa local, que sea muy celosa de su seguridad y que quiera tecnología de primera mano no buscará el desarrollo de cloud computing en Asia.

Ante la situación de crisis actual, ¿qué papel jugarán en el futuro las TIC?

Las TIC son motor y plataforma de innovación. No sólo por la situación de crisis sino porque la innovación es el eje de la sostenibilidad, el desarrollo y la evolución. Las TIC deben potenciar la innovación. Por ello, el apoyo de las instituciones es fundamental. Ahora bien, el tiempo es el principal escollo a la hora de desarrollar una iniciativa al respecto. Los plazos deben acortarse para su pleno desarrollo.

Autor:
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor