Se esfuman las pretensiones de Sony y Panasonic en pantallas OLED

Empresas

Los fabricantes frenan su colaboración en este mercado que lidera Samsung y anuncian que centrarán sus esfuerzos en los televisores de alta definición 4K Ultra

Según informes que ha apuntado The Wall Street Journal, Sony y Panasonic han terminado su asociación para la producción de pantallas y televisores OLED.

Tras 18 meses de alianza, las compañías han alegado obstáculos tecnológicos insuperables en la fabricación de estos paneles y han anunciado que dirigirán sus esfuerzos a las pantallas LCD convencionales para los llamados televisores 4K de ultra definición.

En junio de 2012 ambas empresas japonesas acordaron su colaboración en la producción de pantallas OLED para hacer frente a la competencia de los surcoreanos Samsung y LG, que han pasado a liderar el mercado.

El objetivo de esta unión era reducir los costes de fabricación para hacer más asequible su tecnología OLED ultraligera e implantarla en dispositivos de futuro. Estaba prevista la presentación de su gama conjunta a finales de este año.

Ahora que la colaboración entre los dos fabricantes cesa, Panasonic va a tener más difícil escalar posiciones en el mercado. La firma se encuentra sumida en un plan de reestructuración del negocio.

El fabricante había manifestado recientemente que la tecnología OLED era uno de sus productos clave de futuro. Sin embargo, poco después anunció que dirá adiós a la fabricación de pantallas de plasma, dejando de vender estas TV a partir del próximo mes de marzo.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor