¿Se ha posicionado especialmente bien IBM para ganar la partida?

EmpresasMarketingSocial Media

IBM lleva a Las Vegas el último paso para un smarter planet: un comercio más inteligente y unas soluciones que saben responder a la información desordenada.

Especial desde Las Vegas

Cumplir 100 años y no haberse resentido por el camino debe ayudar y bastante en el camino hacia el liderazgo. Pocos son los ejemplos centenarios en una industria tan cambiante y tan moderna como la TIC que han llegado a su cumpleaños con el cuerpo para fanfarrias y para actos de celebración. IBM es una de las pocas que lo ha conseguido.

La firma ha celebrado durante la última edición de Impact, que este año ha saltado de los primeros días de mayo a mediados de abril, su cien cumpleaños. Impact 2011 ha sido la edición de los records: empresa más antigua, asistentes más numerosos. Los 8.000 asistentes previstos a la feria superaron ampliamente a los 6.000 del año anterior. Llegaron desde 50 países, Japón incluido (y con su mención especial y emocionada en la key note de apertura).

Aunque la sombra del Gigante Azul es bastante alargada: mientras en Las Vegas los turistas se lanzaban en masa a las máquinas y a los espectáculos coloristas y los asistentes al encuentro de IBM escuchaban hacia donde podría ir el mundo, tecnología mediante… ; los pescadores de Italia recibían en su smartphone un mensaje que les indica a cómo se está cotizando el pescado en la lonja a la que se dirigen, para prever una mejor estrategia de mercado. Lo hacen, lo contaban desde la empresa en la keynote inaugural, utilizando las soluciones de IBM.

El mundo es ahora un mundo completamente conectado, en el que ya nada pasa si no es por el aro de las nuevas tecnologías. Las ventas ya no se realizan si no es tecnología mediante. Las ciudades empiezan a dejar su gestión en manos de elementos inteligentes. Son sólo dos ejemplos, pero son dos de los que IBM ha podido responder smarter planet mediante. La iniciativa llegó al mercado en 2008 y significó el pasar a la firma y su portfolio por el tamiz de una nueva filosofía. El paso del tiempo podría haberles dado la razón.

“No estaba pasando en los laboratorios de IBM, estaba pasando en el mundo”, explicaba en una de las conferencias el vicepresidente de marketing y comunicación de la firma, Jon Iwata, señalando que lo que intentaron fue hacer ver a los demás que juntos podían cambiar, en medio de la crisis.”Los creadores de opinión están convencidos de que pueden cambiar a un smarter planet”, un planeta más inteligente, añadía.

Momento oportuno

¿Ha llegado smarter planet en el momento exacto en el que las empresas lo necesitaban? “Seguro”, apuesta Mark Easton, vicepresidente mundial de Ventas de Soluciones para la Industria, SWG, de IBM.

Las soluciones smarter planet llegaron con una filosofía de mercado (reducir costes, rapidez en la respuesta, más efectividad en el acercamiento al mercado) justo en el momento en el que las compañías más lo necesitaban. Puede que a IBM la crisis le resultase un buen trampolín, al fin y al cabo.Smarter planet es una buena aproximación no sólo para IBM sino para nuestros clientes”, nos explica Easton, ante la potencial hipótesis del advenimiento de la filosofía (y la aplicación de la misma) en el momento exacto.

Y es que todo al final se resume en crear valor. Preguntamos a Easton sobre el problemático mercado europeo: países siendo rescatados por entidades supranacionales, economías pasando aprietos importantes y una sensación de crisis que dificulta actuar en esos mercados. Easton no está de acuerdo con pintar todo de negro y, aunque recuerda que lo suyo es lo global y un departamento concreto, no deja de señalar que en Europa hay una “tremenda oportunidad” y que siempre que se establezca valor y se de una razón a los clientes para confiar en esos productos, estos lo harán. ¿Son los BRIC para IBM también el gran paraíso? “Es el mismo debate”, explica, señalando que el verdadero reto no es geográfico sino “saber que tenemos las habilidades que necesita el mercado”.

A la edición 2011 de Impact, IBM ha traído una serie de novedades en esa línea. Para empezar, la filosofía smarter planet tiene su réplica o su spin-off en smarter commerce, una apuesta para el comercio que permitirá responder a todo el abanico de necesidades del comerciante. Pero no son las únicas líneas de mercado: IBM ha presentado actualizaciones en Websphere y en soluciones BPM.

Lo importante en las soluciones que ha presentado IBM es, según Doug Hunt, vicepresidente de Business Performance & Service Optimization de la firma, que se centran en las capacidades. Y ahora además actúan sobre los contenidos, sobre el analisis de los mismos. IBM ha conseguido ofrecer a una solución al crecimiento de información y de datos, cada día mayor y cada día más desestructurado. Y, sí, confiesa, así están posicionados mejor que la competencia.

Españoles en Las Vegas

A Las Vegas acuden socios y clientes de IBM de todo el mundo, incluida España. Joaquín Lacambra, Director de Webshere de SPGI para IBM España, Portugal, Grecia e Israel, es uno de los directivos que ha estado presente en el evento. Lacambra, que se ha encontrado con Silicon News durante las jornadas, se mostraban entusiasmado con las novedades presentadas por la firma y sinceramente convencido del potencial de las mismas.

A Lacambra también le tocó responder a la pregunta sobre si el smarter planet había llegado en el mejor momento. “Es interesante”, confesó y señaló como el tiempo ha acabado por darles la razón. La compañía giró su estrategia hacia un concepto, concepto que al final ha demostrado ser un éxito.

El directivo no era la única presencia española en la feria. IBM se ha llevado de España a más de una veintena de personas y a más de una veintena de compañías, clientes de la firma. Sus nombres no pueden ser desvelados, aunque entre ellas se encontraban algunas de las empresas de primera división del país.

Impact ofrece a los asistentes, especialmente a aquellos de allende los mares, algo más que una avalancha de novedades de IBM. Las posibilidades de hacer networking son elevadísimas -y bastante atractivas- y los conocimientos que puede aportar son igualmente interesantes. Ya no se trata de saber hacia dónde va IBM, sino de determinar cuáles serán las tendencias a las que tendrá que enfrentarse el mercado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor