Se necesita más colaboración para el éxito del binomio smartcities y coches conectados

Workspace

El gasto mundial conjunto en coches conectados y sistemas de transporte inteligentes será de 46.100 millones de dólares.

Los expertos de IDC recomiendan a las autoridades y a los fabricantes de coches que pongan en común ideas y esfuerzos para la creación de un ecosistema conectado sostenible.

Por un lado, cita el texto publicado, los fabricantes deben esforzarse en evolucionar para que sus productos se mantengan competentes en el mercado y para que la tecnología plante cara a otras alternativas de transporte público que ganan terreno.

Por otra parte, las autoridades competentes de las ciudades deben integrar sus sistemas con la tecnología de los vehículos para poder trabajar más en la creación de las smartcities y beneficiarse de todas sus ventajas.

“Estos dos grupos deben trabajar juntos, especialmente para mejorar la seguridad de los coches y de las calles, reducir los impactos medioambientales, mitigar las congestiones de tráfico, mejorar el diseño de los coches y crear servicios de valor añadido”, sostienen los expertos.

Hay enormes oportunidades para las industrias adyacentes; desde los fabricantes de piezas hasta desarrolladores de software pasando por segmentos como redes, infraestructura y análisis de datos, entre otros.

IDC estima que el gasto global en coches conectados será de 29.600 millones de dólares en 2017 y que el gasto público en sistemas inteligentes de transporte alcanzará los 16.500 millones de dólares.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor