¿Se puede no entrar en el ecommerce?

eCommerceEmpresasMarketing

Dia, Primark o Benetton son algunas de las marcas que aún no han dado en España el salto al comercio electrónico.

Podría ser una de las grandes entradas en el mundo del comercio electrónico, aunque la filtración ha sido parcialmente anulada por el desmentido de la empresa. Primark, el gigante de la ropa low cost, habría encargado a una firma el diseño de su estrategia de venta online.

Un paso que muchos podría ver ya no como natural, sino como obligatorio. ¿Se puede seguir siendo un gigante en estos tiempos 2.0 sin contar con un brazo de ventas en la red? La respuesta parece obvia, a tenor de las cifras. No, no se puede. El comercio electrónico presenta tasas de crecimiento espectaculares, creciendo trimestre tras trimestre y sumando nuevos usuarios. La crisis parece no tener efectos en el mundo del ecommerce, una revolución que es ya prácticamente imparable. ¿Está cambiando el paradigma de las compras?

A pesar de estas prometedoras cifras, hay algunos gigantes del mundo de la distribución que se mantienen al margen del comercio electrónico en España. La tónica común, marcas de precios muy competitivos que hacen de su punto de venta físico su única embajada. Aunque los precios muy competitivos no limitan a algunas de las reinas de los precios bajos: Mercadona, por ejemplo, vende en la red.

1. Primark. La cadena de moda irlandesa pertenece al grupo Associated British Foods. Los precios son su principal marca distintiva y, aunque utiliza algunos elementos online para dinamizar las ventas (como un muy activo perfil en Facebook), su presencia en la red es muy pobre. Si finalmente entra en el mundo del ecommerce, podría ser una de las grandes llegadas a la red.

2. Dia. Durante su proceso de independencia de su casa madre, Carrefour, saltó la liebre: en su nuevo futuro podría probar el mundo del comercio electrónico aunque la propia Dia lo desmintió rápidamente. Dia es otra de las compañías con página bastante pobre y que no permite realizar muchas gestiones.

3.Lidl.  En su página se pueden ver las ofertas, pero no comprarlas. Lidl permite encontrar el establecimiento más cercano pero no convertir al ordenador personal en el mismo. Sí pueden hacerlo los compradores de Lidl en otros países, como Alemania, donde sí funciona una tienda online.

4.H&M. Austria, Dinamarca, Reino Unido, Finlandia, Alemania, Holanda, Noruega o Suecia tienen tienda online de H&M, que aún no se ha lanzado en el mercado español a por el nicho ecommerce.

5. Benetton. La ausencia de tienda online es más sorprendente en marcas de un nicho de mercado más elevado que las anteriormente reseñadas. La gama media alta y y alta suelen entrar de forma bastante habitual en el comercio online, algo no que no ha hecho Benetton.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor