Se ofrecen 150.000 dólares para el mejor proyecto de ascensor espacial

Workspace

La NASA está empeñada en construir un ascensor espacial en el desierto de Nuevo México y por eso ofrece un premio al equipo que pueda elevar un gran peso a una altura de 200 pies por una cuerda en el menor tiempo posible. Todas las máquinas deben obtener la energía de fuentes como la luz solar, el láser o el microondas.

Jolly Roger, un coche ascensor impulsado por energía solar que participa en este concurso en el desierto, utiliza 135 espejos en tierra para funcionar. Brien Turner, su diseñador, ha gastado ya 30.000 dólares en el proyecto. Otro de los diseños que compite es un dispositivo capaz de convertir rayos microondas de un generador en energía eléctrica.

Aunque algunos científicos y empresarios han mostrado interés en el concurso de la NASA, las grandes empresas aeroespaciales como Boeing y Lockheed Martin no han apoyado mucho este proyecto.

Más información.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor