Seagate quiere deshacerse de la enojosa competencia que supone STEC

Datos y Almacenamiento

En el mercado de los discos duros, Seagate sería un Goliat persiguiendo a la empresa de unidades SSD, STEC, con una denuncia por violación de patentes.

En la demanda, Seagate, la mayor fabricante de discos duros del mundo, asegura que las unidades SSD de STEC violan cuatro patentes de Seagate con tecnologías que tienen que ver con la manera en la que las unidades se relacionan con los ordenadores.

La empresa californiana STEC se dedica a vender unidades de estado sólido a corporaciones y grandes empresas, un mercado en el que Seagate quiere entrar este año. Patrick Wilkison, vicepresidente de marketing y desarrollo de negocio de STEC cree que Seagate está sintiéndose amenazada por la creciente demanda de estas unidades y que no hace otra cosa que intentar “defender su gallina de los huevos de oro”. Añadió que Seagate no ha contactado con STEC antes de interponer la demanda.

Lo cierto es que las unidades SSD están sustituyendo cada vez más a los discos duros como unidades de almacenamiento tanto en los entornos domésticos como empresariales. La tecnología acaba de empezar a comercializarse y se vende ya en sistemas como el MacBook Air o en el HP Mini de Hewlett-Packard.

Sin embargo, William D. Watkins, director ejecutivo de Seagate, dice que el objetivo de la demanda es promover el cruce de licencias y colaboraciones que siempre ha formado parte del mercado del disco duro.

vINQulos
The New York Times

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor