El sector sanitario también se vio golpeado por ciberataques en 2016

Gestión de la seguridadSeguridad

Los ciberdelincuentes pusieron de manifiesto las vulnerabilidades que presentan hospitales y centros sanitarios.

La firma de seguridad informática ESET ha alertado sobre los problemas a los que se enfrenta la industria médica, que cada vez cuenta con más dispositivos conectados para controlar y monitorizar a sus pacientes.

Desde ESET aseguran que a pesar de que la seguridad de la tecnología médica es un apartado esencial en la industria sanitaria, se tiene que mejorar de forma considerable para evitar problemas graves.

En ese sentido, comentan que las vulnerabilidades que ofrecen los dispositivos del sector sanitario hacen que resulte fácil el acceso no autorizado a datos de los pacientes, de forma que se pueden filtrar datos como el correo electrónico, el nombre de usuario y contraseña, o hasta incluso la dirección particular o laboral.

Además, alertan de que un ataque a un dispositivo médico, como una bomba de insulina o un marcapasos con posibilidad de conexión a otros dispositivos puede tener fatales consecuencias para sus víctimas.

El estudio revela que a pesar de que en 2016 hubo menos brechas masivas en el sector sanitario, la información médica sigue siendo muy valorada por los cibercriminales.

Según la compañía estadounidense, los datos almacenados por centros hospitalarios y de salud tienen el potencial de ser diez veces más valiosos que la información de las tarjetas de crédito o débito.

Por último, en ESET señalan que otra amenaza importante es la del ransomware, que implica el secuestro de información por parte de los ciberdelincuentes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor