El seguimiento de la huelga en telecos ronda el 70%

Empresas

Huelga general. El turno de noche de las empresas de telecomunicaciones sigue de forma mayoritaria el 29S.

La huelga está siendo especialmente seguida en el sector de las telecomunicaciones. Según datos de la Federación de Transportes,
Comunicaciones y Mar de UGT, el seguimiento de la huelga ha sido de casi un 70%, que es la cifra alcanzada en la operadora con un mayor éxito, aunque las demás no le han ido a la zaga.
Los datos corresponden al éxito de convocatoria en el turno de noche, ya finalizado. Según las cifras de UGT, Telefónica ha sufrido un seguimiento de la huelga del 70%. ONO, Vodafone y Orange lo han tenido del 68%.
Tranquilidad absoluta en uno de los polígonos de oficinas del centro de Madrid. Un helicóptero sobrevuela la zona, los trabajadores de uno de los bancos de la zona echan su pitillito de media mañana en la puerta del edificio en el que está su oficina territorial y poco o nada de ruido llega desde la calle, donde una anciana espera un autobús urbano que – teniendo en cuenta el éxito de convocatoria de la huelga en la EMT – puede que no llegue en mucho tiempo. En el bar de la esquina de Julián Camarillo con Santa Leonor, poco movimiento.
En frente, dos policías montan guardia ante una de las sedes de Telefónica. Llega una trabajadora rezagada. Llevan allí desde las seis de la mañana, explican a Silicon News, pero no han visto grandes eventos. “Un día normal”, señalan sobre el discurrir de la jornada. No se han registrado incidentes pero tampoco han visto piquetes.
Los únicos piquetes que se han podido localizar en la zona – con pancartas de UGT – repartían pacíficamente pasquines en uno de los aledaños de Santa Leonor, como pudo comprobar Silicon News a las ocho de la mañana.
No bajaron, por lo que parece, hasta el edificio de Telefónica, quizás porque tampoco era necesario disuadir a los empleados. Según uno de los empleados de seguridad, sí se notaba que había menos trabajadores aunque las cifras del 70% no le parecían muy correctas. “Ha bajado bastante”, confesaba, pero no tanto.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor