Segunda oportunidad para la radio digital

Empresas

La ley obliga a crear un plan técnico para la radio digital antes de año y medio, lo que dará una nueva oportunidad tras el fiasco de la DAB.

Especial desde Oviedo
Como un hijo pródigo, la radio digital vuelve para probar suerte otra vez en los hogares españoles. “Somos raros”, confiesa el directo de tecnología de RTVE, Pere Vilas, sobre la apuesta del ente público por la radio digital. Radio Nacional ha estado emitiendo – aunque siguen en FM y onda media – en señal digital desde 1998. Efectivamente: son raros. La radio digital en España sólo tiene en general apellidos de fracaso.

El DAB fue el primer intento y fue un fiasco. Por el peso de una industria que no quería ver más fragmentada su ya escasa audiencia, según algunas versiones; por la falta de apoyos y apuesta decidida, como si ocurrió con la TDT, según otras; la primera aproximación al gran salto de emisión en radio digital se quedó en un tremendo quiero y no puedo.

El tema vuelve – o debería – a los titulares. La ley obligará en año y medio a sacar un plan técnico para la radio digital. La industria TIC conoce además la importancia de la emisión radiofónica digital. “Sabemos de qué estamos hablando”, ha asegurado el moderador de la última de las ponencias de las jornadas  La televisión en otra dimensión que ha organizado en Oviedo Asimelec, Jesús Casado, de la comisión de TV y Radio Digital de la patronal. Xavier Redón, de Abertis Telecom, ha hecho una fotografía del presente del segmento.

“Se empezó a trabajar hace mucho tiempo, antes incluso que la TDT”, confiesa Redón. “Pero aún está por empezar”.  Además del plan técnico – obligado a 18 meses vista – la radio digital no sólo vive movimiento en España.  “Nokia saca un accesorio para todos los móviles con Symbian^3 que permite recibir DRM”, recuerda Redón, un gran hito si se tiene en cuenta que la industria móvil hasta ahora pasaba del DAB. Y además, apunta, Europa se ha puesto de acuerdo en estándares, Francia ha lanzado un ultimátum que obligará a que todas las radios sean digitales en 2013 y ha proyectado emisiones digitales piloto en tres zonas a diciembre y Alemania creará en 2011 una red DAB para cubrir todo el país. No son los únicos.

Y mientras se inicia el debate de qué tecnología utilizar. “El problema no es la tecnología”, explica Redón. De hecho hay varios estándares para la emisión de radio digital y los países han tonteado con todos ellos. “Hay que ponerse de acuerdo con la que vamos a utilizar. Quizás haya que utilizar varias”, apunta, insistiendo en llegar al acuerdo sobre cuál se debe utilizar y sobre todo en lanzarse “a competir en los contenidos”.

Las emisiones digitales son baratas, ofrecen mejor calidad de sonido y serán – con una recepción en el punto final digital – el culmen de un proceso de producción de contenidos que ya es digital. Mantener una radio analógica en un mundo cada vez más digital podría hacer que ese medio de comunicación perdiese valor, según alerta Redón, y sobre todo podría hacer peligrar el espectro que la radio digital tiene guardado. “Hay un espectro demandado para radio digital, pero hay muchas tecnologías que piden espectro”, señala.

Redón alerta: es necesario dar cobertura con señal digital, hay que dejar de depender del simulcast y aportar contenidos propios a la radio digital, hay que comunicar que la radio digital es algo que aporta algo y hay que implicar al consumidor. “No se puede poner en marcha el servicio, no decírselo a nadie y que tenga éxito”, comenta. Y también hay que implicar a la industria del automóvil, clave para que la radio avance.

2011 será, gracias a la obligación de realizar un plan técnico, un año clave para el resurgir de la radio digital, una suerte de segunda oportunidad para el que pudo ser el primer apagón analógico y se dejó pasar. “La radio digital es una oportunidad y  no ha pasado”, alerta Redón. “Id a aprovecharla”, invita.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor