El Senado estadounidense estudiará el posible vínculo entre el móvil y el cáncer

Empresas

El senador Tom Harkin prometió investigar la situación “en profundidad” para confirmar que las ondas de radio no son dañinas.

El flamante presidente de la Comisión de Pensiones, Sanidad, Educación y Trabajo del Senado de Estados Unidos, Tom Harkin, anunció que investigará “en profundidad” el posible vínculo entre el uso del teléfono móvil y el cáncer. Harkin, senador por el estado de Iowa, asumió su cargo en reemplazo del fallecido Edward Kennedy.
 
“Estoy preocupado por el hecho de que nadie haya podido probar que los teléfonos móviles no producen cáncer”, señaló el senador en declaraciones recogidas por Reuters. Harkin comparó al móvil con el cigarrillo, al recordar que las autoridades desoyeron durante décadas las advertencias de los especialistas sobre la relación entre el tabaco y el cáncer de pulmón.

Las evidencias científicas, por el momento, aseguran que el uso del móvil no es dañino para la salud. Linda Erdreich, de la consultora Exponent, explicó que las ondas de radio utilizadas por la telefonía pertenecen al espectro de la radiación no ionizante, que no puede dañar el ADN de las células. La Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC) también ha afirmado que no existen pruebas científicas que demuestren que la telefonía móvil puede causar “cáncer, dolor de cabeza, vértigo o pérdida de memoria”.

El grupo ambientalista Environmental Working Group y la epidemióloga Devra Lee Davis (de la Universidad de Pittsburgh), en cambio, acusaron al Gobierno estadounidense de “pasar por alto” muchas fuentes potenciales de cáncer. El senador Harkin, al menos, se propone demostrar que la telefonía móvil no es una de ellas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor