El Senado norteamericano investiga la compra de DoubleClick

Empresas

Microsoft y Google aprovechan la vista para cargar la una contra la otra.

Hay un hecho sencillo que está motivando las investigaciones, tanto en
Estados Unidos como en Europa, sobre la adquisición de
DoubleClick por parte
de Google. Ambas son
líderes en sus segmentos, la publicidad online la primera y los sistemas de
búsqueda la segunda, por lo que hay dudas lógicas sobre el respeto a la
privacidad de los datos recogidos por Google.

Sin embargo, ésta última ha defendido el acuerdo precisamente haciendo
hincapié en su compromiso con la privacidad de los usuarios, remarcando que fue
la primera compañía en establecer un sistema para deshacerse de los datos de los
usuarios después de un tiempo determinado.

David Drummond, director de Google para cuestiones legales, afirmó que la
compañía estaba explorando nuevas tecnologías para proteger la privacidad, como
?crumbled cookie?, que impide conectar la información de los usuarios de
Internet a las cookies.

Drummond afirmó frente a la comisión del Senado que google miraba el negocio
de la publicidad online de forma fresca, ?evaluando qué cambios se pueden hacer
para innovar en la privacidad de los usuarios en este espacio?, según
Reuters.

Microsoft,
sin embargo, está presionando para que no se produzca la fusión de las dos
compañías, estimada en 3.100 millones de dólares. Según Redmond, pondría en
riesgo la privacidad de los consumidores, consolidando la información de lo que
la gente hace en Internet en manos de una sola compañía, según informa
The
Washington Post
.

Parece, en cualquier caso, que Microsoft parece más preocupada por su
posición en el mercado que por la privacidad de los usuarios. De hecho, en mayo
de este año la compañía anunció su intención de adquirir
aQuantive, rival de
DoubleClick aunque de un calado mucho menor. de haber un problema de privacidad
en el caso de DoubleClick, también lo habría en el de aQuantive.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor