¿Será la nueva configuración de privacidad de Facebook suficiente para lavar su imagen?

Empresas

Zuckenberg da las gracias a los usuarios por su fidelidad y reconoce que ellos también comenten errores.

Facebook ha rediseñado su configuración de privacidad, como se había ya filtrado en algunos medios, para hacerla más simple y sobre todo para responder a la oleada creciente de quejas y protestas de usuarios y responsables de seguridad.

A partir de ahora, los usuarios podrán saber “quién puede ver la información y el contenido que comparten” y además la red permitirá deshabilitar aplicaciones o sitios de terceros sin mucha complicación.

La red social apostará por la sencillez, en lugar de marear la perdiz con cambios y obligar a los usuarios a estar pendientes en todo momento del estado de su privacidad.

“A medida que crecía y lanzábamos nuevas prestaciones, Facebook abarcaba ya no sólo el entorno universitario sino que, cada vez más, se unía gente de nuestro entorno familiar y profesional”, explica Mark Zuckenberg, fundador de la red y su máximo directivo en el blog oficial de la compañía. “Por eso, hace poco más de un año, comenzamos a trabajar en un nuevo modelo de privacidad que reflejase la evolución del sitio”, continúa.

Además de los cambios, la red relajará la información pública que pide al usuario para crear su perfil y hará que las funciones que vienen de serie sean mucho más fáciles de desactivar.

Mea culpa

El punto interesante de este anuncio es, de forma más que especial, el mea culpa entonado, a cierto modo, por Zuckenberg. “Os hemos escuchado atentamente para decidir los pasos más adecuados”, explica a sus usuarios.
“Somos conscientes de que hemos hecho muchos cambios, así que realmente hemos querido tomarnos el tiempo para comprender bien vuestros comentarios y asegurarnos de que hacemos algo”, asegura, justificando el tiempo en el que la firma se ha mantenido en silencio ante la oleada creciente de protestas de sus consumidores.

Las críticas habían saltado de los usuarios descontentos a los principales organismos de protección de datos y de consumidores globales, creando un clima de desconfianza hacia la empresa en plena expansión. Algo especialmente dañino cuando se trata de continuar sumando en la lista de afiliados.

“Como observación personal, acabo de cumplir los 26 años hace unos días”, continúa el directivo. “Empecé Facebook cuando tenía 19 y es increíble ver cómo ha evolucionado“. Zuckenberg confiesa que la red “ha cambiado mucho” y que aunque intentan aprender del pasado “cada vez también cometemos nuevos errores”.
“No somos perfectos pero, siempre nos esforzamos al máximo para diseñar el mejor servicio para vosotros y para el mundo, con lo que sólo quiero daros las gracias”, concluye.

Sólo queda saber si para los usuarios ha sido suficiente.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor