¿Serán Apple y Google los nuevos amienemigos?

Empresas

Las dos compañías parecían hasta ahora muy amigas: la salida de Schmidt del consejo de dirección puede significar un cambio de vientos.

Google no ha conseguido ninguna idea nueva y original en los últimos años: sentenciaba la revista Forbes recientemente, al tiempo que explicaba que si el buscador había seguido lanzando ideas novedosas se debía básicamente a que estaba parasitando a Apple.
Consciente o no, tras el iPhone y su mega éxito Google lanzó Android y se tiró a la piscina del mercado smartphone. Ahora, mientras Microsoft se enfrenta al cambio de edición de Windows e intenta superar la mala fama de Windows Vista mediante el esquema de rey muerto rey puesto, Mountain View lanza Google Chrome OS, al tiempo que Apple ve como su mercado de ordenadores y por tanto de SO crece.
A pesar de estas visiones negativas de la relación entre una y otra compañía, Apple y Google siempre han sido amigos bien avenidos. Las dos empresas comparten esa imagen de firma moderna, cool y divertida que tanto gusta a los consumidores, una fachada que además se ornamenta con una buena relación.
Pero, ¿es realmente buena? ¿Serán Apple y Google los próximos amienemigos de la industria TI? Un amienemigo es aquel que bajo la fachada de la amistad oculta la más profunda enemistad, como bien se ha encargado de asentar la prensa people. ¿Serán las dos compañías como las protagonistas del mundo cuore, sonrientes ante las cámaras pero enemigas a muerte tras ellas?
Business Week así lo augura: la próxima guerra a cuchillo del mundo de las nuevas tecnologías al estilo, apunta, de la que enfrentó a Apple con Microsoft en los 80, a Redmond con IBM en los 90 y a los de Gates (una vez más) con Google en esta década será entre Apple y Google. ¿Fin entonces de la entente cordiale?
Steve Jobs, el CEO de Apple, ha reconocido, en la comunicación en la que explicaba la salida de Eric Schmidt del consejo de Cupertino, que Google está entrando cada vez más en el “núcleo” de Apple.
Pero además, y como recuerda Business Week, lo está haciendo de una manera completamente diferente a como lo hace la otra compañía: así Apple apuesta por un ecosistema de ventas en el que la compañía tiene un mayor control, mientras a Google le gusta más el soporte abierto y piensa más en dónde y cómo poner sus anuncios.
¿Está siendo la prohibición de Google Voice en el iPhone la primera batalla de la gran guerra? La FTC ya ha tomado cartas en el asunto y se ha lanzado a averiguar cuáles son las causas que llevan a Apple a tomar esta drástica decisión y determinar si Google está siendo víctima de una situación con una escasa libertad de comercio.
Como apunta Business Week, es posible que esté empezando una nueva era de batallas encarnizadas en la empresas TI. Sólo cabe preguntarse qué hará mientras tanto el que hasta ahora era el rey de todas las guerras. ¿Aprovechará Microsoft para colarse por la tangente? Habrá que sentarse y quedarse mirando.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor