“Pronto, el nivel de servicio será más importante para los conductores que el propio rendimiento”

Innovación

Se calcula que, dentro de cinco años, 1 de cada 2 vehículos en circulación por la carretera contará con algún servicio de conectividad.

La mitad de los vehículos que los consumidores conducirán por carretera en 2022 contará con al menos un servicio de conectividad.

Así lo prevé Juniper Research, que explica que esos servicios de conectividad tendrán que ver con las comunicaciones V2X, la telemática y los servicios de comercio de coche conectado. En este sentido, la consultora explica que los fabricantes de equipos originales necesitan prepararse para aprovechar este negocio en áreas como el pago automático por combustible o el estacionamiento inteligente.

Estos fabricantes “comenzarán a competir en el nivel de conveniencia que ofrecen sus servicios dentro del vehículo”, comenta Sam Barker, autor de la investigación sobre coches conectados llevada a cabo por Juniper Research de la que se sacan estas conclusiones. “Pronto, el nivel de servicio será más importante para los conductores que el propio rendimiento del vehículo”, añade Barker.

Esto significa que los servicios ofrecidos en los vehículos deberían ser específicos, de modo que los usuarios no los consideren invasivos o incluso prescindibles.

Se estima que los ingresos generados por los servicios de coche conectado de los consumidores crecerán un 21 % de 2017 a 2022, pasando de 18.400 millones a 49.200 millones de dólares. También se cree que el papel de Norteamérica será clave.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor