Sharp estudia vender su negocio de pantallas LCD

Empresas

La corporación japonesa está considerando varias opciones para su unidad de pantallas de cristal líquido.

Están siendo tiempos complicados para Sharp. La compañía empezaba 2015 anunciando su tercera pérdida anual en cuatro años. Poco después comenzaba a hablarse de planes de reestructuración. En abril llegaban a un acuerdo para un rescate de 1.700 millones de dólares, el segundo mayor en tres años, con el compromiso de reducir operaciones y recortar cerca de 5.000 puestos de trabajo. Y, por el medio, constantes rumores acerca de su unidad de LCD que ahora vuelven a tomar fuerza.

Sharp ha anunciado que está considerando varias opciones para su división de pantallas de cristal líquido, después de que saliese la noticia de que podría vender la mayor parte del negocio a su rival Japan Display. Según decía el diario Yomiuri y recoge Reuters, Sharp podría escindir esta unidad en una joint venture, en la que participaría con menos del 50%.

Desde la compañía han querido calmar las aguas. Un portavoz ha explicado que sí que están evaluando distintas posibilidades, pero que no se han producido por el momento negociaciones con compañías concretas, eliminando la posibilidad de que el acuerdo con Japan Display esté tan avanzado. Las fuentes de la agencia Reuters, sin embargo, explican que Sharp sí estaría pensando en un acuerdo con la principal accionista de su competidora, Innovation Network Corporation of Japan, así como con la compañía taiwanesa Hon Hai Precision Industry.

El CEO de Sharp, Kozo Takahashi, explicó en julio que las pérdidas de la compañía le obligaban a considerar un gran número de opciones, después de haber intentado evitar hacer cambios en la división de pantallas de cristal líquido. En los últimos tiempos la firma japonesa ha tenido que desmentir en varias ocasiones los rumores de venta.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor