Sharp intenta lograr financiación hipotecando sus sedes en Japón

Movilidad
0 0 No hay comentarios

El gigante japonés de la electrónica no pasa por su mejor momento financiero y se ha visto obligado a hipotecar algunos de los edificios que posee en Japón con el objetivo de obtener la financiación necesaria para hacer frente a sus deudas a corto plazo.

Según parece, esta medida incluirá edificios emblemáticos de Sharp, como su sede central en Osaka, y gracias a ella la marca nipona podrá recibir de los bancos un crédito equivalente a 1.900 millones de dólares con los que evitaría entrar en problemas financieros serios.

También entrará en la operación la planta de Kameyama, situada en la zona occidental de Japón, desde la que la compañía lleva a cabo la producción de pantallas para el iPhone de Apple.

Además, de forma paralela, la empresa nipona intenta llegar a un acuerdo financiero con la taiwanesa Hon Hai, a la que desea vender el 9,9 de sus acciones por un precio de 800 millones de dólares, una operación que parece podría concretarse en breve si Sharp reduce sus pretensiones económicas.

vINQulos

ZDNet

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor