Y si el iPhone explosivo llega a España…

AlmacenamientoDatos y Almacenamiento

En Francia, donde ya se han registrado 10 casos, el Gobierno se reúne con Apple para esclarecer la situación; en España, FACUA pide la intervención de Consumo.

Ningún iPhone ha explotado aún en España, aunque del otro lado de los Pirineos el número de ejemplares que se han fisurado ante los ojos de sus atónitos dueños supera ya la decena.
Ante estas cifras sorprendentes, la asociación FACUA-Consumidores en Acción acaba de solicitar al Instituto Nacional del Consumo (INC) del Ministerio de Sanidad y Política Social que, al igual que están haciendo sus equivalentes de otros países, investiguen la situación.
La asociación de consumidores quiere saber si Apple o algún distribuidor de su smartphone ha recibido una queja de algún cliente al que el teléfono le haya explotado y que, frente a la popularidad de todos los casos galos, no haya transcendido a los medios.
Y si Apple no colabora, FACUA no quiere que Consumo se quede de brazos cruzados y reclama que se inicie un estudio en profundidad del aparato.
Reunión Francia
Mientras, en Francia, el secretario de Estado de Consumo, Hervé Novelli, se encontrará hoy viernes 28 con el director comercial de Apple Francia, Michel Coulomb. Una reunión organizada tras la decena de explosiones de pantallas de iPhones señaladas estas últimas semanas en Francia.

Según AFP, la cita servirá para “examinar la respuesta a dar a al demanda formulada por la DGCCRF (Dirección Generla de Consumo, también de lucha contra el fraude) en relación a las causas de la explosión de estos aparatos y las medidas eventuales que podría requerir esta situación”. 

La reunión incluirá también las peticiones de explicaciones formuladas por la Comisión Europea. Apple había entonces indicado que se trataba de accidentes aislados, esperando aún así a “recibir los iPhones de los clientes” antes de pronunciarse. El número de iPhones afectados y con la pantalla fisurada alcanza hoy un total de once, nada más que en Francia.

Por su parte, el secretario de Estado “recordará las obligaciones generales de seguridad que incumben a las empresas  en relación a los aparatos lanzados al mercado a disposición de los consumidores”. Apple debe por tanto justificarse y explicar si los riesgos detectados pueden extenderse a los 26 millones de iPhones vendidos a nivel global desde que salieron al mercado en 2007.
Con información de Silicon News Francia

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor