Si Telefónica quiere a Vivo… no tendrá más remedio que lanzar a Portugal Telecom otra oferta

OperadoresRedes

Los analistas avanzan: un cambio en la puja podría llevar la decisión final a la junta y no a los accionistas; el Gobierno niega: no usaron la golden share…sino sus 500 acciones especiales.

Hay una solución para que Telefónica pueda comprar Vivo y Portugal Telecom vendérsela obviando el uso de la golden share realizado por el Gobierno portugués y recordando el sí quiero dado por la mayor parte de los accionistas.
Telefónica tiene que subir la apuesta o bien cambiar los términos de la oferta, tal y como recoge el Diario Económico remitiéndose a la opinión de varios analistas. Si Telefónica cambia la puja, Portugal Telecom podría enviar la decisión final a la dirección de la compañía y obviar así la barrera del Gobierno.
Quizás así la Administración de la operadora portuguesa podría aliviar la tensión y eliminar un elemento de la ecuación. Como ya se recordaba el miércoles, los máximos responsables de PT habían asegurado que en el caso de la venta de Vivo la acción de oro de Lisboa no tenía lugar y que no se podría usar. Sin embargo fue utilizada, convirtiendo sus palabras en vacías y, lo que es peor, sus garantías en papel mojado.
Por esta razón, los accionistas podrían llevar a los tribunales a los responsables de la operadora, algo que de todos modos podría ser contraproducente al crear demasiado alboroto alrededor del proceso.
Lío político
Y a la posición de los accionistas se suma el lío político. El presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, llamaba ayer al diálogo entre las partes, mientras su ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, cargaba contra la decisión y recordaba que esto no sucederá en la nueva Europa.
A la acción de oro le quedan los días contados. El próximo día 8, el Tribunal de Luxemburgo se pronunciará sobre la misma, para más que seguro tirar este derecho que se han guardado los estados en algunas de sus empresas bandera.
Con previsión a ello, algunos analistas asumen que Telefónica esperará a esa jornada para modificar su apuesta por Vivo y que Portugal Telecom pueda votarla en junta de dirección y venderla.
Portugal no renuncia a su poder de decisión en Portugal Telecom, que se ha convertido en un emblema político y que podría dar buenos réditos a la Administración Sócrates. Una encuesta online ahora mismo de la televisión pública portuguesa, RTP, pregunta a los internautas que le ha parecido la intervención gubernamental: el 73% la aprueba.
Menos popular es fuera del país. Quizás por eso la administración lusa se apura a quitarle dorado a la decisión: no usaron ninguna golden share… sino las 500 acciones con derechos especiales que Portugal Telecom entregó en su momento al estado. Ésta sería la nueva posición del gobierno portugués, según el diario lisboeta Público, que podría convertirse en una nueva carne de cañón judicial.
Todo apunta a que los calores del verano traerán muchas noticias desde Lisboa.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor