El Silicon Valley indio, en manos de los paramilitares

Empresas

El temor a un atentado hace que las empresas TI dejen su seguridad en manos de equipos de élite: 2.000 dólares al día garantizan la protección de paramilitares de formación gubernamental.

La India es uno de los mercados emergentes más atractivos para las compañías de nuevas tecnologías. Bangalore, en el sur del país, es aclamada como el nuevo Silicon Valley y a ella se dirigen no sólo las grandes empresas TI del estado asiático, sino también las grandes de todo el mundo.
En la última década, las TI se han convertido en uno de los sectores de mayor crecimiento del país y en la gran esperanza india para dinaminazar la economía del estado. Una mano de obra altamente especializada (y altamente económica) apuntalan el boom de las TI indias.
Una única sombra podría ensombrencer el espectacular rally de crecimiento del sector tecnológico indio. La inestabilidad de la seguridad es muy elevada en el país y el temor a un atentado, especialmente tras las bombas que destrozaron varios hoteles en Bombay en noviembre de 2008, creciente. Por ello, las empresas de nuevas tecnologías han decidido poner cartas en el asunto y han blindado sus parques de innovación.
En el Silicon Valley indio además de genios de las TI, patrullan cuerpos paramilitares. Según el prestigioso diario económico local The Economic Times, la industria está empezando a ser protegida por el Central Industry Security Force (CISF), un cuerpo de élite de protección entrenado por el Gobierno aunque de naturaleza privada. Las TI entran así en un grupo de prioridad máxima, junto con la industria petrolera y gasista.
“Cualquier asalto heriría no sólo los intereses comerciales de India, sino que además haría que el mensaje circulase más rápido a nivel mundial”, explica un analista al diario. Las nuevas tecnologías son uno de los principales aportes económicos al sector servicios indio que es, además, el 57% del PIB del país.
La lista de empresas protegidas la encabeza Infosys Technologies, la más importante del país, que cuenta con 101 paramilitares que protegen a sus 20.000 empleados en el parque tecnológico de Bangalore y que además protegen a sus visitantes extranjeros. El montante total de este equipo de protección sale a 2.000 dólares por día, una cantidad que según el diario indio dobla el precio medio de protección de una empresa de seguridad privada normal. Otras 80 firmas serían potenciales candidatas a estas medidas de protección, según The Economic Times.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor