Sistemas gubernamentales de EEUU vuelven a sufrir un ciberataque

CiberguerraEmpresasSeguridad

Las investigaciones sospechan de la intrusión de hackers chinos para robar datos de empleados federales.

Los sistemas del gobierno de EEUU han sufrido un ciberataque que puede haber comprometido los datos personales de hasta 4 millones de empleados federales actuales y antiguos.

La Oficina de Administración de Personal (OPM) ha sido víctima de una de las mayores brechas de información que implica a trabajadores del gobierno. Dicha oficina se encarga de los registros de los empleados y las autorizaciones de seguridad.

Una fuente policial estadounidense ha afirmado a Reuters que se sospecha de una “entidad o gobierno extranjero” en la autoría de la amenaza. Las autoridades investigan una posible conexión con China.

La forma de actuar, ampliando la red de información de identificación personal que posibilita perpetrar más ataques en el fututo, apunta a ser obra obra de piratas informáticos dedicados al espionaje cibernético en nombre de un estado y no a la delincuencia informática común.

Se trata de la última de una serie de intrusiones en los de sistemas de las agencias estadounidenses.

Debido al volumen de ciberataques de alto perfil que reciben tanto los organismos como las empresas estadounidenses, el Ejecutivo anunció hace unos meses la creación de una nueva institución de ciberseguridad para conectar las acciones de las distintas agencias federales contra el cibercrimen.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor