Sistemas de Inteligencia Artificial empiezan a sustituir a los controladores aéreos

Empresas

De momento su aplicación sólo está introduciéndose en el control del tráfico aéreo militar, con un sistema que crea órdenes más precisas y seguras después de aprender del trabajo de los controladores humanos.

La Agencia de Proyectos de Investigación de Defensa Avanzada (DARPA) ha puesto en marcha la segunda fase de su sistema de inteligencia artificial para el control aéreo militar, llamado GILA, y que ha sido desarrollado por los laboratorios Lockheed a un módico precio de 22 millones de dólares.

Con este sistema, el Ejército estadounidense espera ayudar a las Fuerzas Aéreas a mejorar la seguridad en el espacio aéreo y prepararse para la próxima generación de vehículos aéreos no tripulados (UAVs) por humanos.

Los centros de operación aérea utilizan las llamadas “órdenes de control aeroespacial” para regular el tráfico. Las órdenes equivocadas o poco claras ponen en peligro a pasajeros, pilotos y población en tierra. Por eso el sistema GILA cree que puede ayudar a controlar estas órdenes aprendiendo a hacer el trabajo de los controladores de vuelo y utilizando su experiencia.

DARPA asegura que este software de inteligencia artificial aprende de distintas fuentes y que incluso es capaz de observar y razonar qué experiencias le son más útiles. El software tratará de averiguar las cosas, tolerar los errores e incluso preguntar a sus “compañeros” humanos si tiene alguna duda.

vINQulos
NetworkWorld

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor