Skulpt Aim lleva la tecnología de análisis muscular EIM a nuestros smartphones

InnovaciónInvestigación y Desarrollo

Hace un tiempo os hablamos de un curioso dispositivo llamado Skulpt Aim, se trataba de un pequeño aparato con unos electrodos que se supone que podía decirnos el estado de nuestros músculos en segundos. Pues bien, tras investigar un poco y hablar con sus desarrolladores, os explicamos en que consiste la tecnología EIM.

EIM

¿Cuántas veces habéis visto un dispositivo en farmacias, gimnasios o incluso en vuestras casas que asegura poder daros vuestro porcentaje de grasa corporal, músculos, agua y masa ósea? Pues bien, aunque estos dispositivos funcionan relativamente bien en teoría, la realidad práctica es que se trata de valores “generales” y muy propensos al error, que poca utilidad tienen para quien se tome en serio su entrenamiento físico.

Los sistemas de bioimpedancia con dos o cuatro electrodos, normalmente sólo mandan una señal que se ve enormemente influenciada por el contacto de la piel con el electrodo, nuestra hidratación, el tono muscular y densidad ósea. El gran problema es que normalmente estos dispositivos buscan obtener el porcentaje de grasa, lo que es muy complicado que salga correcto, y a partir de éste y nuestros datos como el peso, la altura, el sexo y la edad, obtiene el resto con fórmulas.

¿El resultado? Pues que puedes tener valores muy alejados de la realidad, que además son del conjunto de tu cuerpo, por lo que no sabemos la grasa focalizada ni el tono muscular de zonas concretas.

La tecnología EIM, aunque parecida en la base, es radicalmente diferente en su realización práctica, solventando muchos de estos errores. Se trata de un complejo sistema de bioimpedancia que combina múltiples señales y electrodos, que permiten distinguir aspectos concretos del tejido adiposo y muscular de la persona.

De hecho se utiliza sobre todo en hospitales y centro avanzados para valorar a pacientes con todo tipo de distrofias u otros problemas, siendo algo complicada de manejar. Pero en con el Skulpt Aim se han centrado en simplificar y compactar, siendo tan fácil como pulsar un botón y esperar unos segundos.

dashboard

Con 12 electrodos su precisión está a años luz de otros sistemas y nos dirá el porcentaje de grasa y calidad muscular (MQ) de 12 grandes grupos musculares del cuerpo, 24 si contamos ambos lados. Todo esto en un aparato minúsculo, a prueba de agua y con conexión directa por Bluetooth Smart a smartphones, con una aplicación que registrará todo y nos aconsejará los ejercicios para mejorar las zonas menos tonificadas.

Si os interesa entrenar en serio y descubrir los verdaderos resultados de vuestras sesiones, os recomiendo tener muy en cuenta el Skulpt Aim. Si queréis más información de en que se basa el EIM, aquí tenéis sus principios y para haceros con un Skulpt Aim por 149 dólares, aquí tenéis el enlace de Skulpt.

vINQulos

Skulpt

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor