Slim no podrá poner trabas a la competencia

EmpresasOperadoresRedes

El Tribunal Supremo de México obligará a su empresa Telcel a reducir la tasa que cobra a sus rivales por servirse de sus redes.

Carlos Slim, poseedor de un gran conglomerado empresarial y hombre más rico del mundo, acaba de recibir un varapalo por parte de la justicia mexicana. El Tribunal Supremo del país ha dictaminado que su operadora móvil Telcent no podrá seguir ignorando las resoluciones del regulador de telefonía del país.

Slim será obligado a rebajar la tasa que cobra a las empresas de la competencia por hacer uso de sus redes, una cantidad que sería sustancialmente mayor a la que Telcel cobra a sus propios clientes, según señalan las otras telecos perjudicadas, como NII Holdings Inc´s Nextel Mexico. A través de estas imposiciones, la compañía del empresario se aseguraría de que sus rivales no puedan ofrecer unas tarifas competitivas a sus propios usuarios.

La resolución judicial persigue que el magnate se vea empujado a facilitar la libre competencia y se sitúa dentro de una serie de esfuerzos del gobierno mexicano para regular el imperio de telecomunicaciones de Slim.

Telcel, que pertenece a America Movil SAB, ha enviado un comunicado en el que señala que respeta la decisión del tribunal, según se hace eco The Wall Street Journal.

Autor: apayo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor