¿Sustituirá el smartphone a la cartera?

eCommerceMarketingPagos Electrónicos

Las tarjetas ya casi han desplazado al dinero en metálico como medio de pago en muchos ámbitos. El móvil podría darle la puntilla. ¿Estamos preparados?

Aunque todavía está empezando a desperezarse, el uso del móvil como medio de pago está en plena expansión en todo el mundo.

Las compañías del sector lo saben bien. Apple fue la primera en sacudir el mercado con su Apple Pay, pero el resto de ‘players’ han ido reaccionandocon iniciativas como Android Pay o la respuesta de Samsung.

El ‘Barómetro de Nuevas Formas de Pago’ de Mastercard señala que el 21,7% de los españoles realiza pagos a través del teléfono móvil, frente al 6,2% que lo utiliza como medio de pago en las tiendas gracias a los Terminales de Punto de Venta (TPV) contactless, en los que sólo hace falta deslizar el teléfono ante el terminal. Además, casi uno de cada tres españoles dispone de tarjetas contactless, que ya son empleadas por el 10,2% de los usuarios para realizar sus compras en tiendas físicas. El informe también destaca que en España ya hay 600.000 establecimientos que cuentan con tecnología contactless.

Asimismo, según un estudio de Javelin Strategy and Research citado por la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), se prevé que en 2019 el 5% de los pagos en tienda se realicen desde un terminal móvil.

Pero también hay que tener en cuenta las dificultades para su consolidación. Por ejemplo, la paulatina implantación de estas tecnologías en los comercios y la diversidad en los distintos tipos de servicios, vinculados tanto a entidades bancarias como a operadores de telefonía, suponen un freno para su implantación. Y también debemos considerar las limitaciones propias de los smartphones, como la duración de la batería o la todavía limitada penetración de los dispositivos con tecnología NFC.

Carles Garrigues, director del máster universitario en Desarrollo de aplicaciones para dispositivos móviles de la UOC, considera que la transformación digital de los consumidores es clave para afrontar esta nueva realidad. “Todo cambio tecnológico depende de la actitud que tomemos frente a él, y a pesar de que nuestros hábitos de compra están cambiando, no lo hacen al mismo ritmo que los comercios que nos permiten el pago contactless”.

Por otro lado, hay que tener en cuenta el auge del mcommerce. No en vano, alcanza ya al 13,8% de los compradores online en España. Y se prevé que crezca un 48% a lo largo del presente año. Ante la difusión del uso del smartphone para la compra online, Garrigue asegura que “el comercio móvil está creciendo exponencialmente por la comodidad y rapidez que aporta a los usuarios. Sin embargo, ello no significa que en un futuro vaya a remplazar por completo al ecommerce a través de otro tipo de dispositivos”.

UOC reseña los requisitos y pasos precisos para poder pagar con el móvil. En primer lugar, recuerda que hay que asegurarse de que el smartphone dispone de tecnología NFC y de que la tarjeta SIM es compatible con ella. Además, el usuario debe tener instalada la app móvil vinculada a su servicio de pago -La Caixa Contactless Mobile, Vodafone Wallet, Bankia Wallet, BBVA Wallet, etc.-. Por parte del comercio, es imprescindible que disponga de un TPV contactless que permita realizar pagos mediante NFC.

Si los medios técnicos necesarios están disponibles, no queda más que efectuar la transacción. Para ello sólo es preciso aproximar el móvil al TPV y teclear en número secreto -en compras superiores a 20 euros-,  igual que con una tarjeta de PIN. Desde la UOC se remarca que el pago mediante el móvil es tan seguro como con tarjeta, ya sigue requiriendo la marcación del PIN secreto. Además,

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor