¿Smartphones? ¿Wearables? Ambos alentarán el pago móvil en mercados maduros

InnovaciónMovilidadSmartphonesWearables

Gartner cree que, en tres años, la mitad de los consumidores que residen en zonas como Europa Occidental pagará con la ayuda de alguno de estos dispositivos.

Los pagos móviles tienen un gran futuro por delante. Al menos eso es lo que creen los analistas, que durante estos días están lanzando distintas previsiones de futuro. Y ya no sólo para 2016.

La consultora Gartner, sin ir más lejos, cree que al menos la mitad de los consumidores que pertenecen a mercados maduros, como son Norteamérica, Europa Occidental y Japón, se habrán sumado a los pagos móviles dentro de tres años, en 2018.

La predicción es que un 50 % de ellos emplee por entonces sus smartphones, o incluso sus wearables, para tal cometido.

Y eso que hay más alternativas para pagar de forma móvil. También existen soluciones lanzadas con toda la intención por entidades financieras y por los propios minoristas. Empresas como Apple, Samsung y Google, por su parte, cuentan con sus propias propuestas basadas en la tecnología NFC, con los nombres respectivos de Apple Pay, Samsung Pay y Android Pay.

Sobre esto, la directora de investigación de Gartner Annette Jump ha querido advertir de que “cualquier billetera móvil de pago que esté vinculada al dispositivo tendrá una adopción limitada y sólo si el dispositivo cuenta con una base instalada enorme”.

“En cambio”, continúa, “las soluciones basadas en la nube tendrán una mejor oportunidad de triunfar, ya que pueden llegar a un público más amplio y soportar muchos casos de uso”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor