Smartphones, el mercado más inteligente

Empresas

La subvención de las operadoras y el menor margen de beneficio de los fabricantes hacen que los smartphones transformen un mercado a la baja.

Según los datos de IDC, en el cuarto trimestre de 2008 las ventas mundiales de teléfonos móviles cayeron cerca del 12,6% frente al mismo período del año anterior.

Así, en los últimos cuatro meses del pasado año los fabricantes de terminales comercializaron un total de 289 millones de unidades, comparado con los 330,8 millones del ejercicio previo.

Según los analistas, la caída en las ventas de teléfonos móviles -que probablemente superará el 10% en 2009- responde a diversos factores: la menor demanda motivada por el clima de recesión económica, la volatilidad de las divisas y la escasa disponibilidad de crédito.

Es así como los fabricantes se enfrentan a un duro primer semestre, en el que tratarán de dar salida al stock de terminales acumulado a finales de 2008 a la par que comercializan sus nuevos diseños presentados en el Mobile World Congress de Barcelona.

La excepción

Aunque que este mercado podría no mostrar signos de recuperación hasta finales del ejercicio o principios de 2010, hay un sub-segmento que no para de crecer: los smartphones o teléfonos inteligentes.

Estos dispositivos -basados en sistemas operativos avanzados con acceso a Internet y otros servicios de datos como e-mail- incrementaron sus ventas en el último trimestre de 2008 un 22,5% frente al mismo período del año anterior, según IDC.

En Norteamérica, las unidades de smartphone comercializadas aumentaron más del 70%, mientras en la zona EMEA el crecimiento se situó en torno al 25%.


Por esta razón, tanto los tradicionales fabricantes de terminales -Nokia, Samsung, Motorola- como actores especializados -Apple, RIM- e incluso otros tradicionales de PC -HP, Lenovo, Acer y probablemente Dell- están centrando sus esfuerzos en la fabricación de smartphones.

Tráfico de datos

Los teléfonos inteligentes son productos caros, ya que incorporan las últimas tecnologías de chip y componentes avanzados como cámaras digitales, pantallas táctiles y dispositivos GPS de nueva generación.

Sin embargo, su coste para el usuario final es proporcionalmente inferior cada año que pasa, principalmente por dos factores: los fabricantes están reduciendo su margen de beneficio y a las operadoras les interesa seguir financiando los terminales a cambio de firmar contratos de larga duración con el cliente.

Esto se debe a que las operadoras generan más beneficio con el tráfico de datos que con las llamadas de voz, y los smartphones cuentan cada vez con un mayor número de aplicaciones que aprovechan las ventajas de Internet.

No en vano, el último índice Visual Networking de Cisco prevé que el tráfico móvil de datos a escala mundial se incremente 66 veces en los próximos cinco años, siendo el vídeo la aplicación que acapare el mayor tráfico (64 % para 2013).

Locura por las aplicaciones

Pero para que el cliente incremente su consumo de Internet navegando con el terminal, fabricantes y operadoras deben proporcionar servicios atractivos (descargas de vídeos, música, fotos, juegos, redes sociales, personalización, localización…), tanto para el usuario de negocios como para el particular.


Esta necesidad de ofrecer aplicaciones innovadoras ha llevado al mercado a una batalla entre los distintos sistemas operativos o plataformas por atraer al mayor número posible de desarrolladores.

Symbian-Nokia N60, BlackBerry OS, iPhone OS, Windows Mobile (como las cuatro grandes plataformas), ALP-Palm OS (próximamente suplantado por webOS y Windows), Google Android (que pronto llegará a Europa con modelos de Sony-Ericsson, HTC o Motorola) y las distintas versiones de Linux se disputan de manera constante el liderazgo.

La competencia tiene lugar en dos frentes. Por un lado, las plataformas disponibles en modo open source -Symbian, Android y Linux- y las que no; por otro, las que cuentan con el mayor número de aplicaciones disponibles para el usuario.

En este sentido, tanto Microsoft como Nokia acaban de anunciar el lanzamiento de tiendas on line -Windows MarketPlace y Ovi Store, respectivamente- donde el usuario podrá descargarse las últimas aplicaciones para su plataforma imitando el éxito de Apple con su AppStore y de Google Android.

Cuota de mercado
Según ABI Research, durante 2008 se comercializaron 171 millones de smartphones a escala mundial, de un total aproximado de 1.200 millones de dispositivos móviles.

En el mercado global de teléfonos móviles, Nokia mantiene su liderazgo con el 38,6% a pesar de un cierto retroceso; Samsung figura en segunda posición con el 16,2%, seguido de LG (8,3%) y Sony Ericsson (8%); Motorola ha retrocedido 5 puntos porcentuales, mientras RIM ostenta un 2% de cuota mundial y Apple se ha hecho con el 1,1%, igualando a HTC y por delante de Sharp.

Por su parte, los datos de la consultora Canalys correspondientes al tercer trimestre del año establecen así la clasificación mundial en el segmento smartphone: Nokia (38,9%), Apple (17,3%), RIM (15,2%), Motorola (5,8%), HTC (5,8%), Otros (17%).

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor