Social Business representa para IBM un valor de negocio real a nivel interno y externo

Software

El impacto que va a tener Social Business en las empresas va a ser no solo superior al que tuvo Internet a mediados de los 90, sino que va a ser más rápido.

Tras la informática mainframe, departamental, del PC y de Internet, se considera al Social Business la quinta fase evolutiva del mundo de la informática. Una tecnología que desde IBM definen como precursora y que ya ha comenzado a transformar los negocios.

El impacto que va a tener Social Business en las empresas va a ser no solo superior al que tuvo Internet a mediados de los 90, sino que va a ser más rápido. Consultoras como IDC, Gartner o Forrester coinciden en este vaticinio, apuntando esta última firma que el mercado de aplicaciones sociales empresariales alcanzará los 4.700 millones de euros en 2016.

IBM Social ConectionsSe trata pues de una oportunidad muy importante para compañías como IBM, que presentó hace ya seis años IBM Connections, su plataforma de Social Business, que también aglutina conceptos como el analítico, Big Data, movilidad o Cloud. De acuerdo con Ricardo Míguez del Olmo, director de Soluciones de Colaboración de IBM España, Portugal, Grecia e Israel, engloba tecnologías que les han permitido reinventarse en el ámbito interno y externo. “En el ámbito interno, en cómo gestionamos a nuestros empleados para hacerles más productivos y fomentar la innovación; y en el ámbito externo, para profundizar en las relaciones que tenemos con los clientes”.

Ventajas cuantificables del Social Business

Por lo que apuntan sus propias investigaciones, con el IBM Global CEO Study a la cabeza, las empresas ya reconocen el capital innovador del Social Business como elemento transformador. Por ejemplo, las organizaciones que adoptan Social Business consiguen que sus empleados sean más eficientes, mejorando su productividad en una media de un 25%. Una cifra que la consultora McKinsey asocia, a su vez, con una reducción de costes operativos de entre el 20-25%.

Desde McKinsey también recalcan que las empresas que utilizan Social Business en el ámbito externo, en un entorno de B2C, son capaces de profundizar más en las relaciones con los clientes y mejoran el conversión rate de sus campañas de marketing en 20 puntos, mientras que el índice de retención de clientes aumenta en 17 puntos.

Otro tanto ocurre en un entorno B2B, en el que estas tecnologías pueden mejoran el time to market en una media de 20 puntos. “En el momento de lanzar nuevos productos o servicios, aquellas empresas que utilizan tecnologías sociales, que las criban con sus redes sociales, su estrategia de movilidad, su CRM, son capaces de validar con sus clientes cuáles son las mejoras que esperan de sus productos o servicios. Y eso tiene una repercusión no solo en el índice de repercusión de nuevos productos, sino también en lo que va a ser el time to market”, explica Míguez del Olmo.

Tecnologías para ser más eficientes

Estas cifras vienen a refrendar algo que desde IBM tienen claro: “Esta tecnología es precursora de una transformación de negocios real con retornos de inversión muy concretos. Por eso estamos viendo que es una gran oportunidad, sobre todo en los tiempos que corren, tiempos que son complejos, que son de recesión, donde muchos de nuestros clientes se quieren reinventar y acuden a este tipo de tecnologías para ser más eficientes tanto a nivel interno como externo”, comenta el director de Soluciones de Colaboración de IBM España.

¿Y cuáles son esas tecnologías que permitirán satisfacer las necesidades sociales y colaborativas de la empresa? En el caso de IBM se engloban dentro de IBM Connections, su plataforma de Social Business, un buque insignia dentro del sector de las soluciones de colaboración.

En primer lugar, IBM Connections abarca entornos de mensajería, que incluyen funciones sociales en el correo electrónico, compartición de archivos, actualizaciones de estado, calendario, intranets para los empleados y mensajería instantánea en una sola pantalla.

Otros de sus pilares son las comunicaciones en tiempo real, que engloban mensajería instantánea empresarial, reuniones en línea y comunicaciones por voz y vídeo; y las redes sociales empresariales, que utilizan comunidades, actividades, repositorios de archivos, blogs de generación de ideas y wikis.

Finalmente, no habría que olvidarse de las soluciones de productividad de oficina y colaboración en la elaboración de documentos que lo integran todo (software social, gestión de contenido social, análisis y formularios electrónicos), etcétera.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor